Votantes “gota a gota” en las urnas en León y Chinandega

En la mayoría de los municipio de León se observaba a grupos de personas que eran trasladadas en motos, vehículos particulares y del Estado de Nicaragua a los Centro de Votación

Escuela Jacinto Boniche-El Viejo, en Chinandega, sin votantes. LA PRENSA/ SAÚL MARTÍNEZ

Por la escasez de votantes, los fiscales y miembros de mesa dormitaban el domingo en las Juntas Receptoras de Votos de Chinandega. Otros al paso de las horas se distraían en las ventanas de los recintos electorales. La mayoría de votantes, hasta el mediodía, eran de la tercera edad y no se distinguía presencia de jóvenes en las urnas.

En León, la situación era similar. Casi nadie llegó a votar. Eran las 5:40 de la tarde del domingo, a 20 minutos de que se cerraran las Juntas Receptoras de Votos y todavía el noventa por ciento de las boletas electorales aun no habían sido utilizadas, confirmando la poca participación de la población en estos comicios municipales.

Lea además: Se frotaron las manos y el dedo les quedó limpio en las Segovias

Esa fue la tónica de las elecciones el domingo en el occidente del país: la abstención.

El ratón loco

Ingrid Karina Estrada, primera miembro por el PLC en Quezalguaque, denunció que algunos pobladores no pudieron votar donde les correspondía pues no aparecían en el padrón electoral.

“En las capacitaciones que recibimos teníamos orientaciones que las personas que eran del municipio y no aparecían en el padrón electoral podían ejercer el voto y lamentablemente no votaron”, denunció Estrada.

Lea más en: Ni el “pastoreo” logró ocultar apatía electoral en las municipales

En la mayoría de los municipio de León se observaba a grupos de personas que eran trasladadas en motos, vehículos particulares y del Estado de Nicaragua a los Centro de Votación (CV) y para confirmar que votaron dirigentes del FSLN les tomaban fotografías con el dedo alzado y para luego recompensarlos.

Sin deseos de votar

El candidato de Ciudadanos por la Libertad (CxL), Francisco Javier Ordóñez, denunció que los fiscales fueron avasallados aún con las acreditaciones en varias de las Juntas Receptoras de Votos.

Denunció que presentaron ante el Consejo Electoral Departamental (CED) un total de 293 fiscales y les acreditaron solamente 230, 63 de estos según él aparecieron como fiscales del Partido de Renovación Democrática (PRD), micropartido que jamás se le conoció casa de campaña ni oficina en Chinandega.

Lea más en: Montaron el “ratón loco” en Madriz

La escasa presencia de votantes, aun del voto cautivo del partido de gobierno que no se presentó a los Centros de Votación, fue notoria en los municipios de Posoltega, El Realejo, El Viejo y Chinandega, la cabecera departamental. “Creo que aquí nadie va a ganar, están vacías las Juntas Receptoras de Votos”, dijo desde Posoltega vía telefónica la diputada liberal Mirtha Carrión.

En Villanueva, al atardecer se generaban conflictos con simpatizantes del PRD que gozó de arraigo en esa zona norte durante la campaña. Estos se reunieron en protesta al reclamar que no se respetaba a los fiscales acreditados y se les había retirado de las Juntas Receptoras de Votos.

Terrible apatía

El doctor Argelio Mairena, quien votó al atardecer en la Escuela Alberto Cabrales, del centro de la ciudad de Chinandega, señaló que había terrible apatía con el voto.

La mayoría de los centros se mostraban sin votantes en Chinandega. El militante sandinista Luis Álvarez señaló que en el reparto Montserrat, donde le corresponde votar, “los votantes están (estaban) llegando a cuentagotas, como el año pasado”.

Lea también: Impidieron votar en San Juan de Río Coco

El vicario episcopal, monseñor Jaime Guillermo Ramos, era seguido por medios oficialistas cuando depositó el voto en la Escuela Monseñor J. Apolonio Andara. El religioso dijo que había que orar por quienes nos gobiernan y los que vendrán.

En Chinandega no se observó delegación de la OEA.