Partidos reaccionan a resultado del CSE en municipales

Haber quedado con el diez por ciento del total de votos, para CxL es una demostración de que son “una oposición real a este régimen”

Ciudadanos por la Libertad, reconoce resultados, elecciones municipales. PLC

Kitty Monterrey, presidenta de CxL, dijo que confían en que el informe de la OEA sobre las votaciones en Nicaragua sea imparcial. LA PRENSA/L. NAVAS

La directiva nacional del partido opositor Ciudadanos por la Libertad (CxL) reconoció este lunes el resultado de las votaciones municipales conforme las cifras del Consejo Supremo Electoral (CSE) con las que se les asigna siete alcaldías, conforme el escrutinio general de más del 98 por ciento de los votos.

Según un comunicado leído por Kitty Monterrey, presidenta de CxL, cuestionaron sin embargo “las series de irregularidades que alteraron la voluntad en los municipios”.

Las municipalidades asignadas en un primer momento a CxL por el CSE eran El Cuá, San Sebastián de Yalí y Pantasma en el departamento de Jinotega; Murra, en Nueva Segovia; El Almendro, en Río San Juan y El Coral, en Chontales.

Le puede interesar: Panorama Electoral exige enjuiciar a magistrados electorales

“Recuerden que no es una elección, son 153 elecciones (por alcaldías existentes), nosotros obviamente estamos reconociendo las seis alcaldías —cifra hasta la tarde— que ganamos nosotros, estamos reconociendo el resto de las alcaldías ganadas”, dijo Monterrey.

Hasta ese momento los números del CSE daban seis alcaldías a CxL, pero al final del día los datos le asignaban una de las dos que reclamaba y es San José de Bocay, en el departamento de Jinotega, con lo que llegarían a siete. CxL mantiene el reclamo por la alcaldía de San Miguelito, en el departamento de Río San Juan. Según los datos del CSE, el gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) llevaba la ventaja en esa municipalidad por 14 votos.

Lea también: Candidato a alcalde de Ciudadanos por la Libertad valida votaciones en Juigalpa

CxL expresó que participaron en el proceso municipal “conscientes” de que se enfrentarían “a un adversario sin convicciones democráticas, como es el FSLN y a un conjunto de grupos colaboracionistas”, así como “a un sistema electoral falto de credibilidad y transparencia”, pero que “no participar en estas elecciones observadas por la OEA hubiera significado ser cómplice del régimen”.

Haber quedado con el diez por ciento del total de votos, para CxL es una demostración de que son “una oposición real a este régimen”.

En otra conferencia, María Haydée Osuna y Silvio Américo Calderón, directivos del PLC, dijeron que no reconocerán los resultados hasta haber revisado todas las actas de votación. Al PLC se le asignaron 13 alcaldías, pero reclama seis más.

Lea además: ¿Por qué el PLC no reclamó por los resultados de las votaciones en San Juan de Río Coco?

Evidencia de sistema “con crisis estructural”

En el comunicado leído por la presidenta de CxL, Kitty Monterrey, se exponen una serie de irregularidades constatadas en las votaciones municipales del 5 de noviembre pasado, que evidencian que en Nicaragua existe “un sistema electoral con una crisis estructural”.

Valoraron como un avance la publicación de los resultados por Junta Receptora de Votos (JRV), pero señala CxL que “se retrocedió con la implementación de nuevas formas de manipular el voto”.

Se enumeró el traslado de militares y policías a municipios donde la población respalda para “intimidar” y “alterar con su voto el resultado electoral”. Además que hubo “el voto masivo de ciudadanos ajenos a los municipios que votaban con una Tarjeta Amarilla que los identificaba como personal auxiliar” del CSE.