Ciudadanos por la Libertad denuncia a la misión de la OEA la agresión de la Policía Nacional

La denuncia recoge los testimonios de siete personas que fueron agredidas en el centro de cómputo de San Miguelito, en Río San Juan. Con fotografías, demuestran el alcance de los impactos de las balas de goma disparadas por los antimotines y huellas de la golpiza

Fener Lazo, uno de los heridos en centro de cómputos San Miguelito. LA PRENSA/Cortesía

Una denuncia sobre la agresión sufrida por activistas del partido Ciudadanos por la Libertad (CxL), por parte de la Policía Nacional en el centro de cómputo de San Miguelito, en Río San Juan, fue remitida a los observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA).

La denuncia con copia a los medios de comunicación y organismos de derechos humanos recoge los testimonios de siete de las víctimas acompañada de fotografías, que demuestran el alcance de los impactos de las balas de goma disparadas por los antimotines y huellas de la golpiza.

José Alfredo Mairena Sequeira , Fenner Lazo, Cruz Misael Mejía, Dayara Pineda Lazo, Emiliano Hernández, Raquel de Dios Bravo y Héctor Manuel González, son los denunciantes. En sus testimonios coinciden en señalar el abuso de autoridad de parte de la Policía, que reaccionó lanzándole balas de goma cuando ellos reclamaban por las anomalías presentadas en el centro de cómputos. En especial cuando sacaban del local 39 Juntas Receptoras de Votos.

Lea además: Concejales liberales electos en San Juan de Río Coco no asumirán sus cargos

Pineda Lazo, fiscal suplente en el área de transmisión por CxL, explica que recibió dos garrotazos en la espalda y uno en la columna que «me dejaron sin conocimiento». Actualmente dice por la golpiza propinada por los antimotines «me encuentro postrada en una cama sin poder ponerme de pie».

González por su parte, recibió tres impactos de bala de goma, dos en la espalda y uno en la pierna derecha, así como un culatazo para luego detenerlo.

Lazo también recibió dos impactos de bala de goma, mientras que Misael Mejía, fiscal suplente en área de recursos de impugnación, señala que al observar que sacaban las 39 JRV reclamó y en respuesta un antimotín le fracturó la mano izquierda.

Puede leer: Edén Pastora minimiza violencia electoral: “Ocurren más muertes por accidentes”

Luego lo pusieron boca abajo en el suelo donde un oficial con grado de capitán y a quien identifica como Juan José Balladares, asegura le pegó un puntapié. Mairena por su parte asegura que ya con las esposas puestas la Policía lo siguió agrediendo «a garrotazos». También recibió un impacto de bala de goma en el brazo derecho.