Sin encontrar su mejor juego, la Selección de Futbol tropieza otra vez ante Dominicana

El penal convertido en gol por Edipo Rodríguez al 85 terminó por amargarles la jornada a los nicaragüenses en el Estadio Panamericano de San Cristóbal

Brandon Ayerdis profundizó por las bandas en su apoyo al juego ofensivo de la Selección Nacional de Futbol. LA PRENSA/ LEONEL RODRÍGUEZ/ LIGA PRIMERA

La Selección de Futbol no fue distinta en República Dominicana. A pesar de los cambios estratégicos y de la introducción al terreno de jugadores con más influencia, el divorcio con el gol es la realidad del equipo del técnico Henry Duarte, desconectado con un tipo de juego productivo.

El penal convertido en gol por Edipo Rodríguez al minuto 85 tras una mano confusa, alertada por el árbitro, terminó por amargarles la jornada a los nicaragüenses en el Estadio Panamericano de San Cristóbal, donde Bismarck Véliz estrelló un balón en el arco dominicano al 87, en la única acción sincera de gol.

Un marcador de 1-0 que estira el tiempo de la tropa nacional sin encontrarse con la victoria, desde aquella remontada histórica sobre Haití en marzo, donde Juan Barrera fue héroe haciendo tres goles en seis minutos para dar la clasificación soñada y por segunda vez al certamen de la Copa Oro 2017.

Retirar del frente a dos de los tres noveles atacantes que jugaron el primer partido que terminó con una goleada de 3-0 en contra en el Estadio Cacique, y poner a Jorge García en punta, a Dani Cadena y Brandon Ayerdis por las bandas, a la vez que Luis Manuel Galeano servía de enlace, quedó en una buena intención, pero lejos estuvieron de alcanzar una fluidez exquisita, agravada por el candado defensivo de los dominicanos.

Sin ver la luz

La ideología de un juego de toques, con ánimo de empuje y sin goles, solo encuentra su explicación ante la ausencia del hombre gol, del jugador de sangre fría que no vacila frente al arco, y Nicaragua se ha salvado de mayor daño en los resultados por las reacciones parpadeantes del arquero Justo Lorente, que la tarde de este sábado fue muralla, como al minuto 94 cuando se estiró para desviar un disparo envenenado de Juan Ángeles.

El resumen del primer tiempo puede ser entendido así: en el centro un juego trabado de ambas partes, entre imprecisiones y robos, con arranques esporádicos, en el caso de Nicaragua, Josué Quijano, y Jean Carlos López por República Dominicana.

Relacionado: Manuel Rosas: “Tuvimos muchos errores defensivos cuando debimos estar firmes”

En el complemento los nacionales quedaron en intentos, como los desbordes de Ayerdis, el zapatazo de Bismarck Veliz al poste, y Cadena tratando de hilar, sin poder más.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: