Las desventajas de ser inteligente

Ser inteligente tiene más desventajas de la que piensa. Si usted es de los que tiene el coeficiente intelectual alto, seguro estará de acuerdo.

Ser inteligente no significa que sea buen tomador de decisiones.

Ser inteligente no significa que sea buen tomador de decisiones.

Tener un coeficiente intelectual (CI) alto no significa que sea una persona que toma las decisiones más adecuadas y mucho menos garantiza que sea feliz. Es más, se ha demostrado que las personas que son más inteligentes se preocupan más por los problemas y se angustian cada vez que escuchan a alguien decir algo tonto. Además, según explica el experto en razonamiento de la Universidad de Waterloo en Canadá a la BBC, Igor Grossman, “la gente muy inteligente suele generar, muy rápidamente, argumentos apoyando sus razonamientos, pero suelen hacerlo de una forma muy parcial”. Es decir, que estas personas tienden a ser incapaces de tomar decisiones con parcialidad, tienen problemas para ver sus defectos y se guían por sus instintos.

Lea también: El miedo a los payasos tiene nombre