Pocos nicaragüenses pueden comprar una canasta básica completa

El jurista Juan Carlos López, coordinador del CJSAC indica además que solo un 48 por ciento de la población urbana tiene el poder adquisitivo para comprar los 53 productos y servicios que complementan la canasta básica

El precio promedio de la canasta básica de enero a septiembre fue de 12,781 córdobas. LA PRENSA/ ARCHIVO

El precio promedio de la canasta básica de enero a septiembre fue de 12,781 córdobas. LA PRENSA/ ARCHIVO

Sólo un 62 por ciento de la población en la zona urbana de Managua tiene acceso a comprar los 21 productos alimenticios de la canasta básica, revela una encuesta que realizó el Centro Jurídico Social de Ayuda al Consumidor (CJSAC).

El jurista Juan Carlos López, coordinador del CJSAC, indica además que solo un 48 por ciento de la población urbana tiene el poder adquisitivo para comprar los 53 productos y servicios que complementan la canasta básica.

Le puede interesar:Entes reguladores no atienden denuncias de consumidores

“Primero hay que aclarar que el costo de la canasta básica que muestra el Banco Central no es real. Por ejemplo, el precio promedio que se le asigna al servicio de electricidad es de 270 córdobas, cuando en promedio la gente paga arriba de los cuatrocientos córdobas estando dentro del subsidio, son contadas las casas que pagan menos de trescientos córdobas, en el servicios de energía”, dijo López.

Informó que a raíz de esta encuesta van hacer un monitoreo semanalmente en todos los mercados de Managua, menos en el Oriental, y la información será publicada cada martes.

Lea también:Consumidores cansados de escalada alcista en Nicaragua

“Nosotros vamos hacer un monitoreo semanal de los precios de la canasta básica, precios reales porque muchas veces el Mific (Ministerio de Fomento, Industria y Comercio) da precios superficiales y es necesario que se dé el precio real, porque la gente tiene un presupuesto y al final del mes se dieron cuenta que solo les alcanzó para pagar los servicios básicos, y comprar algunos productos de la comida”, dijo López.

Estadísticas y la realidad

Según estadísticas del Banco Central de Nicaragua (BCN) solo los 23 productos alimenticios cuestan 8365.43 córdobas, mientras que los productos de uso del hogar y los servicios básicas, suman un total de 2831 hasta el mes de septiembre de este año.

Los precios de los principales productos de la canasta básica preocupan a los consumidores. LA PRENSA/Carlos Valle

López insiste que las cifras del BCN son una burla para la población. “Como es posible que una camisa manga corta de varón cueste 77 córdobas, ¿Dónde encuentro una camisa a ese precio? Tal vez usada. Un par de zapatos de cuero de varón cuestan 175 córdobas, ni en Masaya lo encontrás a ese precio”, comentó.

Otro ejemplo que el BCN no actualiza las cifras es el precio del gas butano, el cual el cilindro de 25 libras aparece en 270 córdobas hasta el mes de septiembre cuando para entonces costaba 286 córdobas, es decir 16 córdobas más caro.

Cada año sube la canasta básica

El precio promedio de la canasta básica de enero a septiembre del año pasado fue de 12,610.2 córdobas, mientras que en el mismo periodo este año anda en 12,781.1 córdobas, es decir 170.9 córdobas más.

Juan Carlos López, coordinador del Centro Jurídico Social de Ayuda al Consumidor (CJSAC) manifestó que hace diez años el precio de los 53 productos de las canasta básica era de 7,539 córdobas. “Ahora con ocho mil córdobas no compras ni la comida. La gente prioriza el pago de los servicios y básicos y lo que sobra es para la comida”, dijo,

Poder adquisitivo reducido

Según la Encuesta Nacional de Hogares sobre Medición de Nivel de Vida, del Instituto de Información de Desarrollo, el 41.6 por ciento del consumo de los nicaragüenses se destina para alimentos.

El jurista Juan Carlos López asegura que el alto costo de la canasta básica está endeudando a la población, pues las familias gastan más de lo que perciben, de manera que recurren al endeudarse para cubrir ciertos gastos.

Lea además: Canasta básica “se come” poder de compra en Nicaragua

«Muchas familias fían en la venta y eso es diario. Sacan el arroz, los frijoles, el aceite y al final del mes pagan y vuelven a fiar. Es un ciclo. Además no tienen el dinero para comprar las cosas de contado y por eso van a sacar créditos a las casas comerciales y como no pueden pagar mucho al mes, agarran créditos de cuatro a seis años, es decir que pagan el doble y eso les afecta más, porque el poder adquisitivo de la población se va reduciendo», dijo López.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: