Policía de Costa Rica hallan a un nicaragüense muerto y otros 48 ilegales en minería Crucitas

La Policía de Fronteras se desplazó hasta el sitio, donde en efecto encontraron a un hombre fallecido, quien era de apellidos Borges López, así como otro de apellidos Quirós Centeno, quien estaba herido, ambos nicaragüenses, a los que en apariencia les cayó encima un terraplén.

minería Crucitas

Los nicaragüenses serán devueltos a su paísl por las autoridades migratorias de Costa Rica. LAPRENSA/ Cortesía MSP.

Un día después de haber declarado a la minería Crucitas como un territorio libre de la minería ilegal, la policía costarricense informó sobre la captura de 48 nicaragüenses en condición migratoria irregular, además de un herido y un fallecido.

Los 48 nicaragüenses que se dedicaban a la extracción ilegal de oro en esta finca ubicada en Cutris de San Carlos, a 3 kilómetros del río San Juan, fueron puestos a disposición de la Dirección General de Migración y Extranjería para su inmediato traslado a territorio nicaragüense.

Las acciones policiales han estado a cargo de oficiales de la Policía de Fronteras, del Grupo de Apoyo Operacional de la Fuerza Pública, de la Policía de Tránsito y de la Policía de Migración, quienes han inspeccionado la finca minera y propiedades adyacentes.

Lea también: Migración nicaragüense hacia Costa Rica se estabiliza

“Precisamente cuando el personal se encontraba realizando esas inspecciones, recibió información de parte de uno de los nicaragüenses en el sentido de que había un coligallero (persona que se dedica a la minería ilegal) muerto y otro herido dentro de la finca”, informó el Ministerio de Seguridad Pública.

La Policía de Fronteras se desplazó hasta el sitio, donde en efecto encontraron a un hombre fallecido, quien era de apellidos Borges López, así como otro de apellidos Quirós Centeno, quien estaba herido, ambos nicaragüenses, a los que en apariencia les cayó encima un terraplén.

De inmediato los policías fronterizos acordonaron la escena a la espera de autoridades judiciales. El personal de la Policía de Fronteras, con equipo de primeros auxilios y su entrenamiento, realizó la inmovilización del herido por aparentes fracturas de clavícula y lo evacuaron a través de la montaña para agilizar la atención y contactar a la Cruz Roja.

Igualmente, las autoridades encontraron a dos costarricenses, de apellidos Mora y Coto, en el momento en que extraían oro ilegalmente en la finca minera, por lo cual fueron detenidos para ser puestos a la orden de la Fiscalía de Flagrancia de San Carlos.

Ayer la misma el Ministerio de Seguridad Pública había informado que la minería ilegal en Crucitas había llegado a su fin, con la captura de los últimos 7 nicaragüenses irregulares que se dedicaban a la extracción ilegal de este metal en esa finca ubicada cerca de la frontera con Nicaragua.

Los siete nicaragüenses estaban en condición migratoria irregular, pero ya fueron puestos, a la orden de Migración para que los rechazara hacia Nicaragua.

Durante las últimas tres semanas la Policía de Fronteras capturó a cerca de 400 nicaragüenses por la misma causa y los devolvió a Nicaragua por haber sido hallados en condición migratoria irregular.

Crucitas es una finca de más de 143 hectáreas donde la empresa canadiense Industrias Infinito pretendió establecer una minería de oro a cielo abierto, pero a finales del 2010 el Tribunal Contencioso Administrativo revirtió los permisos ambientales para operar, por los vicios encontrados en su procedimiento.

La minería no se desarrolló y Crucitas quedó como como una finca privada, donde algunos coligalleros (extractores artesanales de oro) se dedicaban a buscar pepas en ríos, quebradas y bosque del lugar, generando un serio daño ambiental que atrajo la atención de las autoridades.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: