Sociedad nicaragüense ha «naturalizado» la violencia contra las mujeres

El acoso sexual es una de las formas de violencia que la sociedad nicaragüense ha naturalizado, señaló María Teresa Blandón, del Movimiento Feminista de Nicaragua.

femicidios, mujeres

El jueves organizaciones defensoras de mujeres se declararon en alerta ante el aumento de la violencia contra mujeres. LA PRENSA/E. ROMERO

Aunque muchos femicidios han causado indignación en la sociedad nicaragüense, antes que se cometiera el delito es seguro que el agresor había realizado otros tipos de violencia, las cuales “se han naturalizado”, explica María Teresa Blandón, del Movimiento Feminista de Nicaragua.

Blandón junto a Mónica Zalaquett, especialista en temas de violencia; Xiomara Blandino, comunicadora, Manuel Díaz, director del sitio web Bacanalnica y el periodista Luis Galeano, director y presentador del programa Café con Voz, debatieron sobre las múltiples causas que provocan la violencia contra la mujer y el rol que cumplen los medios de comunicación en este tema, como parte del Foro “Los porqués de la violencia, una conversación necesaria”.

La activista del Movimiento feminista de Nicaragua, sostuvo que la violencia tiene múltiples causas ligadas a la cultura, la educación de lo que significa ser femenino o masculino, y desde luego, el papel que tiene el Estado.

Al respecto de este último, señaló que en múltiples casos se ha desestimado las denuncias de las mujeres tanto en el ámbito institucional, como en los espacios públicos no formales.

También recalcó que el Estado sabe que existen mujeres que son violentadas, pero no actúan de oficio, a como deberían ante este fenómeno.

“El Estado no tiene una política de prevención articulada”, sostuvo Blandón. Por su parte, Zalaquett refirió que es necesario que se aborde la parte de los hombres, es decir, la construcción de lo que se concibe ser hombre, qué comportamientos, qué acciones se espera que tengan y cómo reaccionan a los nuevos roles que están desempeñando las mujeres en los distintos espacios.

Lea: Nicaragua sigue ocultando la violencia contra las mujeres 

Especialistas en violencia contra la mujer y comunicadores debaten sobre el papel que juegan los medios de comunicación en el tema.
LAPRENSA/C. TÓRREZ

Más saña en femicidios

Según cifras del Observatorio sobre la Violencia de la sociedad civil, el conteo de crímenes contra las mujeres asciende a 52 casos, muchos de ellos, son historias de cuerpos desmembrados, que describen un mayor nivel de  violencia con que fueron perpetrados.

Al respecto, Blandón señaló que esos crímenes responden a un grupo de hombres que no son locos ni están enfermos, a como se suele decir, sino que han reaccionado mediante comportamientos violentos que denotan el querer tener un mayor control sobre la mujer. “Las han deshumanizado”, aseguró Blandón.

Para Luis Galeano, el problema del uso del lenguaje en el tratamiento noticioso del fenómeno, podría resolverse con la especialización de los periodistas que cubren el tema desde los medios de comunicación en materia de género.

«Hay lenguajes y tratamientos que no son los más adecuados, en que se revictimiza a la mujer, y en el caso de las universidades, debería haber dentro del pensum una asignatura sobre género, sobre manejo de lenguaje sobre el tema, eso aportaría mucho desde la academia para mejorar el tratamiento noticioso desde los medios de comunicación», dijo Galeano.

Por su parte, los panelistas describieron que los medios de comunicación en el país tienen un rol clave en la educación en torno a la violencia contra la mujeres, el cual consiste en un tratamiento adecuado de la información, menos titulares sensacionalistas y contribuir a mantener el tema en la agenda pública.

Lea: Imágenes y testimonios de violencia contra las mujeres