«La vida es como la tinta, no hay retorno», dice el poeta Ezequiel D’León Masís autor Caligrafías del vacío

Esta nueva edición de Caligrafías del vacío de Ezequiel D’León Masís está alimentada de ideas del budismo zen y presenta en su contenido poemas, prosa narrativa, descriptiva, y dibujos inspirados en la caligrafía kanjis del Japón

““A mí gusta en todos los ámbitos de mi vida explorar sabores, cuando cocino o hago jardinería, no me gustan las recetas en ningún ángulo de mi vida”, dice el poeta Ezequiel D’León Masís al referirse a su vida cambiante y literatura experimental. LA PRENSA/Manuel Esquivel

““A mí gusta en todos los ámbitos de mi vida explorar sabores, cuando cocino o hago jardinería, no me gustan las recetas en ningún ángulo de mi vida”, dice el poeta Ezequiel D’León Masís al referirse a su vida cambiante y literatura experimental. LA PRENSA/Manuel Esquivel

Desde la publicación de La escritura vigilante (2005), texto experimental de prosa, poesía y ensayo, el poeta y meditador zen Ezequiel D’León Masís vuelve con su nuevo libro Caligrafías del vacío.

Esta nueva edición alimentada de ideas del budismo zen presenta en su contenido poemas, prosa narrativa, descriptiva, y dibujos inspirados en la caligrafía kanjis del Japón.

“Cuando aceptamos cada día el ‘no sé’, tu cerebro lo puede resignificar de una forma nueva, y aunque sea algo conocido podés constantemente crear sentido”, dice el poeta ha sido la frase que ha cambiado su forma de percibir su vida y literatura.


 Caligrafías del vacío se presentará este martes a las 6:00 p.m. en Literato. Dialogarán con el autor, Berman Bans, Víctor Ruiz y Fred Oporta. Entrada gratis.

Como parte de la presentación Ezequiel D´ León Masís, realizará un performance, al que llama “giganto-caligrafía creativa con audio en off”. Luego obsequiará cinco caligrafías sobre papel cartográfico de su colección Fuera de eje, las que inspiraron la escritura del libro.


Tres búsquedas

El también autor el poemario Trasgo (2000), reveló que sus escritos creados en los últimos seis años han estado vinculados a tres búsquedas: “La primera es mi experiencia con el budismo Zen, en el sentido de abrazar las contradicciones personales; la segunda es la práctica de la escritura, caligrafía y otras formas de arte como ritual que busca cerrar ciclos; y la tercera es la conexión con fuentes ancestrales mesoamericanas, de la vida y la muerte”.

Ritual y poema a Cáceres

Precisamente sobre esta tercera búsqueda el poeta puso de ejemplo el asesinato atroz de la activista Berta Cáceres, lideresa del Consejo Nacional de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh) y a quien le escribió un poema.

Le puede interesar: Gioconda Belli estrena su cuento infantil: La niña que tenía las lágrimas más grandes del mundo

Recordó que conoció a Cáceres en La Habana durante el taller Paradigmas emancipatorios, que recibieron unos 300 latinoamericanos. Tiempo después matan a Cáceres y entra en un proceso de dolor y sorpresa.

Entonces fue que realizó un ritual en la Laguna de Masaya, llevó flores e hizo fuego, luego creó un poema que dice en uno de sus versos: “mi espiritualidad, compita, es luchar por la justicia hasta la muerte”.

En este sentido, destacó el poeta, esta mujer es uno de sus paradigmas porque ha comprendido “que el activismo y la espiritualidad van juntos”.

Ahora la mayor parte de sus versos parten de las emociones, las que son llevadas al “ritual intuitivo” y luego transformadas “en formas creativas”.

Del vacío depresivo al vacío creador

El poeta también se refirió a sus dos conceptos del vacío. El del mundo occidental relacionado al sin sentido de la vida, melancolía, posguerra, ausencia o existencialismo planteado por los escritores Albert Camus y Paul Sartre.

Lea además: Más de 50 mil libros ofrece la famosa Feria de Libro Infantil y Juvenil en México

“Conozco ese vacío, pero en 2012 empiezo a practicar el budismo zen y comprender el vacío como un potencial creativo, porque solo lo que está vacío puede ser llenado. A partir de esta propuesta he transitado el camino de abandonar el vacío viejo y sufriente, por el nuevo vacío nutricio y creador”, explica

Por eso ahora su libro lleva el título de Caligrafías del vacío, ideas que también intenta explicar en dos poemas: Caligrafías del vacío I y Caligrafías del vacío II.

Fábulas que cuestionan

Caligrafías del vacío contiene prosa narrativa y descriptiva. Al respecto el poeta cita su cuento Reptileano azar, dedicado al poeta Edgar Escobar Barba (1956-2015).

“Esta es una fábula bufa que cuestiona a la humanidad – su miseria moral, histerias cotidianas, agresividad, sus heces en las cloacas – y el narrador es un reptil”, explica el poeta.

El otro relato bufo se titula Un zen tropical. “Este quita el empaque étnico al budismo zen, y es una forma de ponerme en cuestión de mí mismo”, dice D’León Masís, quien se declara admirador de la cultura japonesa, aunque no conoce Japón.

La “fibra de la violencia”

Otros de sus textos polémicos, resalta el poeta, se llama Todas las violencias juntas, y es un recuento reflexivo y crítico de la violencia política, social, religiosa, tecnológica, intelectual, de género, cultural, y va más allá de los activismos contra la violencia.

También reconoce que su relación actual con la literatura es menos perfeccionista que la de su anterior libro La escritura vigilante: “Me permito usar palabras como mierda y otras expresiones, es decir han una pacificación con el coloquialismo”.

Lea también: “Tendremos que aprender a escribir de nuevo”: el país que cambiará su alfabeto por tercera vez en menos de 100 años

Luego cita una frase del zen laico: “las personas violentas son, precisamente, en las que algún momento se negaron a concebirse como tales». Ante esta situación el poeta invitó al autoexamen para que se descubra la “fibra de la violencia”.

Dibujos sobre mapas cartográficos y anuncios

Sus experimentaciones con el dibujo parten de la caligrafía kanjis. En 2012 recibió clases de caligrafía en el Jardín Japonés de Buenos Aires, su fin era terapéutico y aceptar que “la vida es como la tinta, no hay retorno”.

Así comenzó a realizar dibujos sobre mapas cartográficos y trabajarlos con sus propios pinceles y tinta  preparadas; y recientemente ha venido dibujando sobre clasificados de los periódicos, dice el poeta. Esto le ha permitido simbólicamente hacer trascender sus dibujos sobre los territorios de mapas y anuncios comerciales.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: