Frank Sanders, el nicaragüense que jugó con los Trotamundos de Harlem hace 60 años

Los Trotamundos arribaron al país el miércoles 16 de octubre a las 9:30 de la mañana en el vuelo 502, acompañados de las “Estrellas Blancas”. Fueron en caravana con dos policías de tránsito hasta el Gran Hotel, lugar donde se hospedaron para posteriormente dirigirse a la primera función programada a las 8:00 p.m.

Frank Sanders la noche que jugó con los Trotamundos. LAPRENSA/REPRODUCCIÓN/ GERMAN GARCÍA

La presentación que se aproxima de los Trotamundos de Harlem el 25 y 26 de noviembre como plato principal de la inauguración del Polideportivo Alexis Argüello, obliga a entrar en la máquina del tiempo. Regresar al año de 1957, específicamente al 17 de octubre, la fecha en que el nicaragüense Frank Sanders fue un “Globetrotters” por una noche. Ocurrió como suelen pasar las casualidades o golpes de suerte: repentinos. Sanders, recién bachillerado del Colegio Bautista fue la sensación inesperada por los miles de fanáticos que se congregaron para ver el espectáculo en la segunda función de los magos del balón en el viejo Estadio Nacional de Beisbol.

Dos meses atrás se había anunciado la llegada de los maestros de la conducción y magia de los tabloncillos, Nicaragua esperaba impacientemente. En primera instancia, solamente harían un “show” en el país y luego saldrían directamente a San José, Costa Rica, donde otra multitud los esperarían, pero entre más se acercaba la fecha y la expectación crecía tuvieron que realizar dos presentaciones. A inicios de ese año, las Estrellas de Emilio Cabrera ya habían inaugurado las luces del Estadio y no había otro sitio capaz de albergar a los amantes de los malabares del baloncesto, que pagaron 20 córdobas por palco, 10 por gradas y 5 por sol.

Los Trotamundos arribaron al país el miércoles 16 de octubre a las 9:30 de la mañana en el vuelo 502, acompañados de las “Estrellas Blancas”. Fueron en caravana con dos policías de tránsito hasta el Gran Hotel, lugar donde se hospedaron para posteriormente dirigirse a la primera función programada a las 8:00 p.m. en el viejo Estadio Nacional.

Lea: El Polideportivo Alexis Argüello se inaugurará con los Trotamundos de Harlem

Sanders ya se había marchado a Puerto Cabezas y estaba trabajando, como se relata en el Diario LA PRENSA de ese año, sin embargo no dudó en regresar junto con sus amigos para disfrutar de la sensacional visita. Con 6 pies y 6 pulgadas de estatura, el muchacho de 22 años que era muy conocido en el Colegio Bautista por su destreza no solo en el baloncesto, sino en el atletismo, siendo de los más destacado, se aventuró a la cita.

En el viejo coloso Sanders se confundía por su físico entre el público como uno de los integrantes de las “Estrellas Negras” de los Trotamundos y así fue como se arriesgó a acercarse a las figuras, que le dieron la oportunidad de practicar con ellos el primer día y luego de ser parte de la función en el siguiente, de acuerdo con el relato de LA PRENSA.

Los Trotamundos le dieron la camisa 43 al joven espigado y entusiasta que se sintió elevado por los cielos al estar con sus ídolos. Ahora que regresarán 60 años después ¿quién será el nuevo Trotamundo pinolero?