Delitos sexuales siguen creciendo en Nicaragua

Según los análisis médico-legal por violencia sexual que se han realizado en el Instituto de Medicina Legal en los primeros siete meses del 2017 en Nicaragua, hay un promedio mensual de 430 casos contrario a los 422 casos que se registraron en el 2016 en el mismo período, según estadísticas de esta institución

droga, violencia sexual, droga de violacion

El delito de violación se castiga con ocho a 15 años de prisión, según el Código Penal de Nicaragua. Foto para propósitos ilustrativos. LA PRENSA/Oscar Navarrete

No hay datos estadísticos actualizados para respaldar el incremento de casos por violencia sexual en el país, pues las autoridades se resisten a dar información pública, pero basta con precisar que tres de cada cinco audiencias al día en los juzgados de violencia tengan que ser de delitos sexuales.

Aunque la primera causa de ingreso siga siendo el incumplimiento de deberes alimentarios, según explicó la magistrada Adda Benicia Vanegas Ramos, presidenta de la sala especializada en violencia de Managua.

Magistrada Adda Benicia Vanegas Ramos, presidenta de la sala especializada en violencia. LA PRENSA /M. VÁSQUEZ

Los principales tipos penales que ingresan a los juzgados especializados son el abuso sexual la violación agravada, violación a menores de 14 años y violación.

“Los delitos sexuales son uno de los que está más elevado en violencia hacia la mujer y hacia la niñez, pero el delito que repunta es el incumplimiento de deberes alimentarios, se mantiene en los últimos cuatro años”, dijo Vanegas.

Pornografía infantil

Ahora los delitos contra la integridad sexual están acompañados de delitos que se ejecutan a través del uso de las redes sociales como la captación para trata de personas, explotación sexual comercial y pornografía infantil, explicó la magistrada Vanegas.

“Es cierto que el índice delictivo de estos tipos penales es bajo respecto a violación, pero sí están en la palestra este tipo de delitos cometidos y realizados a través de la redes sociales”, enfatizó la funcionaria.

Según los análisis médico-legal por violencia sexual que se han realizado en el Instituto de Medicina Legal en los primeros siete meses del 2017 en Nicaragua, hay un promedio mensual de 430 casos contrario a los 422 casos que se registraron en el 2016 en el mismo período, según estadísticas de esta institución.

Las víctimas en estos casos sigue siendo niñas y adolescentes porque en julio de 2017 de 388 peritajes, 309 fueron realizados a menores de 18 años.

“El victimario o sujeto activo en los casos de adolescentes prevalecen los familiares o vecino con confianza entre víctima y victimario”, consideró la magistrada Vanegas, quien hace un llamado a la prevención.