Emilio Aburto, técnico del Managua FC: “Nadie creía en nosotros en la semifinal”

La llamativa celebración de los Leones Azules al finalizar el partido contra Real Estelí no era para menos, porque lograron una doble remontada

Emilio Aburto durante su debut en el Managua FC ante San Francisco. /LA PRENSA/CARLOS VALLE.

El silbato se escuchó decretando el final del encuentro, y cuerpo técnico y jugadores del Managua FC saltaron al terreno de juego entre lágrimas y sonrisas, festejando su trascendental conquista: clasificar a la primera final de su historia en la Liga Primera, tras dejar en el camino al todopoderoso y campeón nacional Real Estelí, que ganó 1-0 el partido de ida.

La llamativa celebración de los Leones Azules no era para menos, porque lograron una doble remontada: la semifinal del Torneo de Apertura, tras perder 1-0 el partido, y el encuentro de vuelta en el cual el Tren del Norte se adelantó en el marcador en la primera parte y le dieron vuelta en 12 minutos para jugar la final ante el Ferretti el 25 de noviembre y 2 de diciembre en el Estadio Nacional.

También: Ferretti vs. Managua FC, la primera final de equipos capitalinos desde 1990

“Se lo agradezco a Dios y los jugadores, ellos hicieron todo el trabajo, por eso estamos en la final”, dijo aún emocionado Emilio Aburto, técnico del Managua FC. “Nadie creía en nosotros. Todo el mundo creía que el Ferretti era el único que podía remontar y aquí está el Managua FC haciéndolo en el campo del Real Estelí”.

Llegó la vencida

Después de siete intentos fallidos, los Leones Azules lograron clasificar a su primera final. En la mayoría de las ocasiones (4), el Estelí los había frenado, ya sea en semifinal ida y vuelta —las dos últimas ocasiones— o Cuadrangular. “Sabía que se nos tenía que dar algún día, este es el año que se nos dio para estar en la final y ahora vamos a buscar como ser campeón”, indicó Aburto.

Lea además: Managua FC, el inesperado finalista del Torneo de Apertura 2017

El técnico caraceño agarró al Managua FC en la fecha 8, tras seis derrotas consecutivas, la peor racha en la historia del club. “Fue un trabajo duro para sacar el equipo adelante. No fue solo mío el trabajo, sino de la directiva, jugadores y la fanaticada”.