Robert Mugabe renuncia a la presidencia de Zimbabue

Antes de la renuncia, cientos de ciudadanos se congregaron en las calles, frente a la sede del Parlamento de Zimbabue para pedir la salida del entonces presidente Mugabe

Robert Mugabe renunció este martes tras 37 años en el poder. LAPRENSA/EFE

Robert Mugabe renunció este martes como presidente de Zimbabue tras 37 años en el poder, anunció el presidente de la cámara baja de ese país, Jacob Mudenda, mientras el Parlamento debatía una moción de censura contra él, informan medios locales.

«Yo, Robert Mugabe entrego formalmente mi dimisión como presidente de la República de Zimbabue con efecto inmediato», declaró Mudenda leyendo, bajo los aplausos, la carta de renuncia del jefe de Estado.

Lea además:7 cifras que ayudan a entender la crisis en Zimbabue, el país que Robert Mugabe gobierna hace 37 años

La noticia fue anunciada en una sesión extraordinaria del parlamento convocado para debatir una moción de destitución de Mugabe, que controló todos los aspectos de la vida pública en Zimbabue desde su independencia en 1980. El anuncio fue festejado en las calles de la capital con un concierto de bocinazos y gritos de alegría.


Así celebraron la renuncia del presidente Robert Mugabe en Zimbabue, en imágenes


Lea más en: Los veteranos de guerra de Zimbabue advierten a Mugabe de que “está acabado”

La dimisión de Mugabe ofrece a Zimbabue «la oportunidad de forjar un nuevo camino libre de opresión», dijo Theresa May, primera ministra del Reino Unido, la antigua potencia colonial del país africano. «Como el amigo más antiguo de Zimbabue, haremos lo que podamos para apoyar» la transición del país, añadió en un comunicado.

Llamados a dimitir

Emmerson Mnangagwa había salido de su silencio el martes para exigir la dimisión de Mugabe. «Invito al presidente Mugabe a tener en cuenta los llamados lanzados por el pueblo para su dimisión de forma que el país pueda avanzar», afirmó en un comunicado Mnangagwa, conocido como el «cocodrilo» y favorito para encabezar la transición política.

Mnangagwa, de 75 años, fue destituido el 6 de noviembre, por instigación de la primera dama, Grace Mugabe, con la que competía para suceder al presidente, de 93 años. La expulsión de este fiel del régimen, héroe de la lucha de la «liberación» de Zimbabue, provocó la intervención de las Fuerzas Armadas, que controlan el país desde el 15 de noviembre.

Lea también: Presidente de Zimbabue aparece en público tras recibir golpe militar

Desde el inicio de la crisis, las voces se multiplicaban para exigir la salida del decano de los jefes de Estado activos en el mundo: el ejército, la calle y su propio partido, el Zanu-PF.

 

Manifestación

Antes de la renuncia, cientos de ciudadanos se congregaron en las calles, frente a la sede del Parlamento de Zimbabue para pedir la salida del entonces presidente Mugabe, en coincidencia con el inicio de una moción de censura impulsada por el partido gobernante.

Con pancartas, banderas y carteles con leyendas como «Mugabe debe irse», los manifestantes expresaron su rechazo a la continuidad de Mugabe, de 93 años y quien lleva en el poder desde 1980. «Mugabe vete a casa» o «Mugabe estás demasiado mayor para gobernar» fueron otros de los eslóganes repetidos entre la multitud.

Le puede interesar: La oposición de Zimbabue dispuesta a entrar en un Gobierno de transición

Organizaciones civiles e influyentes colectivos como la Asociación Nacional de Veteranos de la Guerra de Liberación de Zimbabue (ZNLWA, siglas en inglés) habían llamado a mantener las protestas en las calles después de que el pasado domingo, cuando todo parecía apuntar a que Mugabe anunciaría su dimisión esa misma noche, el presidente esquivase renunciar al poder. «Use su dignidad, tire la toalla», reiteró este martes Christopher Mutsvangwa, líder de los veteranos de guerra, otrora aliados de Mugabe.

El Parlamento celebra una sesión para tratar una moción de censura contra el presidente Robert Mugabe. LAPRENSA/EFE

Por la concentración a las puertas del Parlamento se dejó ver también Morgan Tsvangirai, cabeza del principal partido de la oposición de Zimbabue, el Movimiento por el Cambio Democrático (MDC-T). «La cultura, las políticas y la tendencia a la violencia del Zanu-PF (la Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico, el partido de Mugabe) debe terminar», aseguró Tsvangirai, según recogió el portal News24, además de alentar a la gente a que continuara en las calles.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: