Gobierno reducirá subsidios en la tarifa eléctrica

El Gobierno bajará el porcentaje del subsidio en la tarifa de energía a los consumidores, incluidos los jubilados, y eliminará el subsidio del Impuesto al Valor Agregado (IVA)

energía eléctrica, Nicaragua, enel, subsidio, tarifa de energía eléctrica

El subsidio a la tarifa de la energía eléctrica en Nicaragua beneficia a más de 700 mil usuarios. LA PRENSA/ ARCHIVO

El Gobierno implementará un plan de ajuste en el sector eléctrico y entre las medidas está reducir los subsidios en la tarifa de energía a los usuarios, lo cual afectará a los que consumen menos de los 150 kWh al mes, y a los jubilados también.

Ese plan será ejecutado entre 2018 y 2022 como parte del “Programa de Fortalecimiento del Sector Eléctrico III”, que será financiado con un préstamo de 65 millones de dólares adquirido con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

De acuerdo con el documento oficial, el Gobierno bajará el porcentaje del subsidio en la tarifa de energía a los consumidores, incluidos los jubilados, y eliminará el subsidio del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a partir del 2021 a todos los usuarios.

Lea además: Aquí te explicamos por qué los nicaragüenses pagan la energía más cara de la región

Actualmente quienes consumen hasta 150 kWh al mes reciben un subsidio mayor al cincuenta por ciento en su factura.

Con la nueva política, los porcentajes serán diferenciados en rangos del 50, 45 y 25 por ciento aplicados a los consumidores de hasta 150 kWh al mes, según la iniciativa de decreto legislativo enviada por el Gobierno a la Asamblea Nacional para que se apruebe el préstamo con el BID.

Recorte también a los jubilados

También los jubilados verán reducido el porcentaje del beneficio en la tarifa de energía eléctrica, ya que el plan de ajuste les incluye. A ese sector social lo planteado es que quienes consuman 150 kWh al mes de energía el subsidio será del cincuenta por ciento y cuando el consumo sea hasta 300 kWh el beneficio será del 25 por ciento.

Los jubilados cuyo consumo de energía sea mayor a los 300 kWh al mes ya no recibirán subsidio, según lo propuesto por el Gobierno.

Puede leer: Comercio nicaragüense ahogado por la tarifa energética

Todas esas medidas deberá contemplarlas el plan de ajuste sobre los subsidios del sector eléctrico que deberá aprobar el Gabinete de Energía y el Económico. Y todo será adoptado con base en las propuestas que el Ministerio de Hacienda envió a esos gabinetes y que la Presidencia avaló, según la iniciativa legislativa.

Núñez: golpea a la clase media

Eliseo Núñez, exdiputado opositor, analizó que en la práctica “lo que hay es una reducción del subsidio que golpea directamente a la clase media de este país”.

Núñez, quien integró la Comisión de Servicios Públicos y la de Economía de la Asamblea, explicó que el nuevo método hará que, por ejemplo, alguien que paga actualmente 450 córdobas porque recibe un subsidio del cincuenta por ciento en su recibo de energía, con el nuevo método pagará 540 córdobas, ya que será menor el porcentaje del beneficio.

“Es decir, que tenés un incremento de noventa córdobas en tu factura” en el ejemplo anterior, “lo que para todos los efectos la medida representa un incremento del veinte por ciento” , dijo Núñez.

Sostiene que “con base en los porcentajes escalonados” que se crearán para aplicar un subsidio a los consumidores de hasta 150 kWh al mes e igual para los jubilados, “el efecto real es que la población va a pagar más por el consumo de energía, porque se le reducirá subsidio”.

Además: La tarifa energética achica aún más a la pequeña y mediana empresa de Nicaragua

“Esto será un golpe directo a la clase media. A los grandes consumidores se les va a proteger porque se les va a garantizar una tarifa más plana porque se ordena un nuevo pliego tarifario que les favorece, pero se le cargará a la clase media al reducirle el porcentaje del subsidio y porque les va a comenzar a cobrar el IVA en el consumo de energía”, sostiene Núñez.

Condicionado por el BID

La iniciativa del decreto legislativo de aprobación del préstamo 4313/ BL-NI entre el BID y el Gobierno, a través del Ministerio de Hacienda, para el Programa de fortalecimiento del sector eléctrico III, fue introducida el viernes pasado por el Gobierno en la Asamblea Nacional para su aprobación.

Será el Ministerio de Hacienda el que implemente el programa, cuyo objetivo es lograr “la sostenibilidad financiera y operativa” del sector eléctrico del país.

Ese préstamo establece una serie de condicionantes que el Gobierno debe cumplir para que el BID inicie el desembolso de los recursos, según refleja la iniciativa de decreto gubernamental.

También: Plantas de Albanisa encarecen la energía

Entre las “condiciones especiales previas” establecidas está que el Gabinete de Energía y el Económico aprueben “la propuesta de medidas de ajustes sobre los subsidios del sector eléctrico.

INE debe revisar la tarifa

Además el Gobierno debe asegurar que el Instituto Nicaragüense de Energía (INE) revise “de manera periódica la tarifa del sector eléctrico”, y que aplique “las correspondientes resoluciones de ajuste tarifario” a los usuarios. Según el documento oficial, esa revisión de la tarifa “debe asegurar que el precio promedio de energía compensa el ciento por ciento de los costos de abastecimiento, transmisión y distribución”.

Núñez criticó “la falta de transparencia que existe en el tema eléctrico” de parte del Gobierno, porque sostiene que “este plan de ajuste es parte de un primer préstamo libre de disponibilidad que otorgó el BID en el 2015, el cual llamaron de Incentivo por Cumplimiento de Metas”.

“Esta política subsidiaria la tiene acordada con el BID el Gobierno desde el 2015, se trata de una política de cero transparencia, porque no se nos ha informado con tiempo a los ciudadanos que habrá estos cambios, cuando somos los afectados”, cuestionó Núñez.

Lea: Ley de eficiencia energética sólo está en papel

Cámaras desconocen

LA PRENSA consultó al presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, y al presidente de la Cámara de Energía, César Zamora, quienes aseguraron, por mensaje de texto, desconocer la nueva política del subsidio a los usuarios que contempla el programa del sector eléctrico, a financiarse con un crédito del BID.

Ya son US$228.5 millones

Será directamente el Ministerio de Hacienda el que implemente el Programa de Fortalecimiento al Sector Eléctrico III y no el Ministerio de Energía o el INE.

Estos 65 millones de dólares prestados al BID son el segundo crédito millonario adquirido por el Gobierno con organismos multilaterales, que también contempla medidas para reducir las pérdidas técnicas de la distribuidora de energía a fin de ayudarla a sanear sus finanzas.

El primer préstamo fue por 163.5 millones de dólares con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), dirigido a un programa de reducción de pérdidas en la distribución de energía, pese a que eso es una obligación de TSK Melfosur Internacional, dueña de la distribuidora Disnorte-Dissur.