Evocación poética de la vida y de sus ritos cotidianos

El poemario Arte ritual de Isolda Rodríguez invoca la unidad del ser y el universo a través de la contemplación, la descripción y el disfrute pleno de la vida cotidiana

La poesía de Isolda Rodríguez denota cierta parentela con una parte importante de la tradición de poesía femenina sudamericana, cuyos primeros paradigmas visibles fueron Delmira Agustini, Alfonsina Storni, Juana Ibarbourou y Gabriela Mistral.


El poemario Arte ritual se presenta este jueves a las 6:30 p.m. en el Instituto Nicaragüense de Cultura Hispánica. Entrada libre.


Lo digo porque las poetas contemporáneas nicaragüenses (con excepción quizás de María Teresa Sánchez y Ana Ilce Gómez) son de una u otra forma celebratorias, incluso hasta en sus momentos más nostálgicos o dramáticos.

En tanto las sudamericanas y aun algunas centroamericanas como la costarricense Eunice Odio o la salvadoreña Claudia Lars, han visto casi siempre estrujado su canto por la desolación, la pesadumbre o la tragedia.

Puede leer: Bíblicos en tono femenino

Sin sucumbir totalmente a la consternación o la amargura, debido a un leve tono de desenfado que la caracteriza, la poesía de Rodríguez se desmarca de cualquier emotiva exclamación celebratoria.

La hablante que domina en esta poesía enuncia con un ánimo en apariencia inalterable. No es que nunca muestre emociones o no reaccione ante turbaciones que por lo general desencadenan o inducen a un evidente estado afectivo; no es tampoco que la hablante sea incapaz de tener sentimientos o emociones; sino que, aunque las tiene y hasta las experimenta con intensidad, el ánimo de su discurso no se altera, el tono de su voz no se perturba.

Puede además leer: Cuentos eróticos, de infidelidades, miedos y muerte

LA PRENSA/Cortesía

Lirismo impertérrito

Haciendo valer el oxímoron: el discurso poético de Isolda Rodríguez es de un lirismo impertérrito. Lo confirma ahora este nuevo libro de poemas, Arte ritual (2017), donde vale subrayar la persistencia de cierta sencillez expresiva, cierto entusiasmo por la naturaleza y por el ser.

 Significaciones

Arte ritual invoca la unidad del ser y el universo a través de la contemplación, la descripción y el disfrute pleno de la vida cotidiana.

Las del título evidencian el ánimo de los poemas que integran el libro: el arte como expresión humana trascendente; la trascendencia del ser a través de la belleza, o la búsqueda de un canto intemporal que no deja de advertir las formas del ritual.

Es una evocación poética de la vida y de sus ritos cotidianos.

Libros publicados

Como historiadora y ensayista, Isolda ha consagrado buena parte de su esfuerzo al tema de la educación en Nicaragua.

También es autora de dos volúmenes de ensayos críticos: Una década en la narrativa nicaragüense (1999) y En el país de las alegorías (2006).

También puede leer: Versos de la Casa sosegada

Como narradora ha publicado La casa de los pájaros (1995), Daguerrotipos y otros retratos de mujeres (1999), Una mujer sin nombre (1999), Las  diosas de Elam (2015) y el libro de memorias Me queda la palabra (2008).

Y en poesía, Navegante sin tiempo y Casa sosegada, ambos publicados en 2014.

*Crítico literario y miembro de la Academia Nicaragüense de la Lengua