Cómo ganarle la batalla a consumismo de esta época

¿Cómo podemos hacer para que el dinero extra que tendremos en las próximas semanas sean bien gastados? Sí, así como leíste: no es cuestión únicamente de decirte “no gastés”, sino de enseñarte que podés gastar

Tarjetas de crédito

Los trabajadores ya empezaron a recibir el aguinaldo… y a gastarlo. Como ya te he explicado en otros artículos, nuestro cerebro funcional así: vemos abundancia de algo, gastamos más. En este caso, vemos más dinero del que regularmente tenemos, se nos antoja comprar de todo. Y a eso sumale el bombardeo publicitario que nos instan a no dejar rastro de billetes en nuestros bolsillos.

¿Cómo podemos hacer para que el dinero extra que tendremos en las próximas semanas sean bien gastados? Sí, así como leíste: no es cuestión únicamente de decirte “no gastés”, sino de enseñarte que podés gastar, pero de forma inteligente, sin que el consumismo te venza.

Usualmente en el último mes del año los gastos se van principalmente en la ropa, calzado, juguetes y electrodomésticos. Esto se observa desde las estadísticas oficiales y del sector empresarial, que desde julio o agosto empiezan a incrementar las importaciones de esos productos de cara a diciembre, mes en que hay mayor circulante de dinero, y por tanto, es el sueño del sector comercial, por lo que usan todo tipo de estrategias publicitarias que te invitan a dejar tu dinero en sus cajas, tales como el Viernes Negro que tenemos a las puertas.

Lea también: El aguinaldo: cómo no desperdiciarlo

¿Cuál es la fórmula secreta para ganarle la batalla al consumismo? Planificar la forma en que realizarás estos gastos. Este paso a paso puede ser de mucha utilidad para hacerlo correctamente:

1. Hacer una lista general de todas las compras y gastos que tenés previstos.

2. Dividí esa lista en tres partes:
– Las cosas que necesitamos (a nivel individual y familiar).
– Las cosas que necesitamos pero que además son prioritarias. Podemos necesitar en el hogar una licuadora nueva, pero también reparar unas goteras, y ellas, si bien ambas son necesidades, una tiene mayor rango de prioridad que la otra. Aplicá este ejercicio de diferenciación entre todas tus compras y extraé las prioridades de tus necesidades.
-Las cosas que deseamos comprar, aunque no sean necesarias y mucho menos prioritarias (pero las deseamos porque nos proporcionarán algún tipo de sensación de bienestar o placer).

3 .Contrastá tu lista dividida en las tres categorías con las posibilidades de tu billetera y a partir de ahí decidí qué en qué vas a gastar y qué deberá seguir esperando.

Recordá que la planificación evitará que aunque tus ojos se deslumbren con un “70% de descuento”, no vayás a comprar algo que no tenías previsto.

Porque… dejame aclararte: comprar con descuento algo que no estaba contemplado NO es ahorrar, siempre será un gasto que te restará posibilidades de adquirir algo que sí sea de provecho.

Tampoco olvidés cotizar y comparar precios. No debemos hacer las compras en el primer sitio donde vimos un producto, es fundamental siempre tener opciones y compararlas entre sí: la diferencia de precios del mismo producto puede ser desde un 10 hasta 40%, en dependencia del sitio donde se adquiera.

Y si querés conocer más consejos a detalle sobre lo que debés tomar en cuenta al hacer compras de vestuario, juguetes, electrodomésticos, u otros gastos de esta temporada, no te perdás la charla gratuita que realizaré en conjunto con Bac Credomatic el próximo 28 de noviembre. El cupo es limitado, así que debés  inscribirte aquí para garantizar tu participación.

Recordá que en tus manos está la decisión de que esos gastos de diciembre sean provechosos y no un desperdicio de dinero que lamentar en 2018.

(*)Asesora en educación financiera y autora de Dele Peso a sus Pesos.
consultas@delepesoasuspesos.com

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: