Cómo elegir un bolso para la oficina

Estrenar este elemento es una de las sensaciones más agradables para toda mujer, procura elegir no solo el mejor diseño, sino el que te sea más útil

Foto: LA PRENSA/Thinkstock.

Existe un bolso para cada ocasión. Un complemento de estilo perfecto para su uso en la oficina es el bolso. Un bolso que te permite llevar material práctico para las reuniones de trabajo, por ejemplo, tu agenda. ¿Cómo puedes elegir un bolso de estas características? Te damos ideas.

 

Tipo de cierre

Muchos bolsos tienen un cierre de cremallera o imán en su formato de cierre. La cremallera aporta un extra de seguridad. El cierre en forma de imán es rápido e inmediato. Observa el formato interior del bolso para comprobar que tiene distintos depósitos que facilitan la organización interna.


El riesgo de un bolso grande es que puede convertirse en un caos interno si no tiene los apartados suficientes para organizar las cosas que llevas a la oficina. De este modo, te resultará más fácil encontrar el móvil, por ejemplo.
Si eliges un bolso con cremallera comprueba que funciona correctamente.

Elección del color

Generalmente, los bolsos de color neutro son los más habituales en los looks de oficina ya que al tratarse de básicos de uso frecuente, es conveniente buscar un tono que combine con las distintas propuestas de tu fondo de armario. Especialmente, comprueba que el diseño combina con tus abrigos y cazadoras. Un bolso de oficina es un complemento de uso frecuente. Por esta razón, es importante invertir en calidad.
Si tienes varios bolsos de oficina en casa, entonces, puedes seleccionar un diseño más atractivo para darte un capricho. Por el contrario, si quieres invertir en un básico, entonces, el marrón o el negro son dos tonos frecuentes en el invierno. El color cámel es un tono muy elegante y fácilmente combinable.

La mochila es tendencia

Nuevamente, la mochila vuelve a ser tendencia. Es cómoda, práctica y además, puedes encontrar un amplio catálogo de diseños modernos y originales. Una de las ventajas de este formato es que puedes repartir el peso de una forma equitativa sobre la espalda.

Capacidad de almacenaje

Un bolso de oficina tiene que tener una amplitud suficiente para llevar el material de trabajo. Por tanto, observa este punto como uno de los más importantes de este diseño. Es recomendable que acudas a la tienda para echar un vistazo a distintos modelos.

Así puedes elegir aquel que más te gusta y aquel que te parece más práctico. Pruébate el bolso porque un diseño puede gustarte en un primer momento pero parecerte poco cómodo una vez puesto. Por tanto, ten presente la funcionalidad que buscas en el producto que compras.

Bandolera y asa de mano

Muchos bolsos ofrecen una doble combinación de asa de mano y diseño de bandolera para que puedas llevarlo de una forma u otra dependiendo de la ocasión.

Piensa en tu comodidad. En ese caso, es recomendable que la correa sea ancha para ser más práctica cuando la luces en formato de bandolera. No elijas un bolso excesivamente grande.