Cártel mexicano Los Zetas opera nuevamente en Nicaragua

Un grupo de seis extranjeros ligados al cártel mexicano de Los Zetas es procesado en Nicaragua por lavado de dinero y crimen organizado

Zetas

El grupo narco identificado como Navajo, ligado al cártel mexicano de Los Zetas, fue enviado a juicio para el próximo 31 de marzo de 2018. LA PRENSA / M. VÁSQUEZ

Un grupo de seis extranjeros ligados al cártel mexicano de Los Zetas, uno de los más sangrientos, según autoridades de ese país, es procesado en Nicaragua por lavado de dinero y crimen organizado.

A este grupo se le ocuparon 2.3 millones de dólares que iban ocultos en compartimentos secretos de cuatro vehículos livianos.

Según autoridades, es el segundo grupo más grande ligado a Los Zetas que se captura y procesa en Nicaragua, pues los primeros fueron los del caso conocido como Televisa en el 2012, al mando de Raquel Alatorre.

En esa ocasión el grupo de Alatorre trasladaba 9.2 millones de dólares en seis camionetas vans con el rótulo de la televisora mexicana.

Los acusados

Los procesados actuales son el mexicano Adrián López Barrera, alias El Ingeniero, de 41 años, quien supuestamente es el líder de la agrupación criminal y reside en Tapachula, Chiapas; Pablo Felipe Marín Ríos es un colombiano radicado en Costa Rica, conocido como Pura Vida, según acusación del Ministerio Público.

Lea además: Modelo, coca y dinero en caso de banda capturada en Carretera Vieja a León

También están los hondureños Andy Jovanny Perla Paguada, de 33 años; Osman Selin Perla, de 40 años, y Dicsson Javier Perla Montoya, de 23 años. A estos se suma el salvadoreño Freddy Adán Amaya Blanco.

Todos fueron capturados el 24 de octubre de 2017 en Rivas, departamento ubicado al sur de Nicaragua, y en Managua en dos residenciales que utilizaba como guaridas dicha agrupación.

Funciones

Giscard Moraga, fiscal de la Unidad Especializada Contra el Crimen Organizado del Ministerio Público, detalló este miércoles durante la audiencia inicial en el Juzgado Sexto Distrito Penal de Audiencia de Managua, que el líder de la agrupación, Adrián López Barrera, se encargaba de organizar el traslado de la droga y dinero con los demás operadores de la célula narco.
Pablo Felipe Marín Ríos se encargaba de supervisar las operaciones del traslado de la droga y el dinero desde Guatemala hasta Costa Rica y viceversa, utilizando vehículos livianos con compartimentos ocultos de fabricación artesanal.

Puede leer: Miembros de la Mara Salvatrucha logran penetrar la seguridad nacional

Mientras el salvadoreño Freddy Amaya Blanco era quien recibía el dinero de la organización en Rivas que venía de Managua y de la droga que venía de Costa Rica. El acusado Andy Perla Paguaga era el encargado del transporte del dinero de Honduras hacia Nicaragua. Este conducía y adquiría vehículos para el negocio criminal. Los acusados Osman Perla Paguada y Dicsson Javier Perla Montoya ejercían también la función de conductor y custodia del dinero y la droga a la hora del traslado.

Diferentes rutas

Según acusación del Ministerio Público, la Policía Antinarcóticos de Nicaragua les venía dando seguimiento desde marzo de 2016, cuando tuvieron conocimiento que la agrupación ligada al cártel mexicano de Los Zetas estaba utilizando el país para el traslado de la droga y dinero por vía terrestre, aérea y acuática, desde Colombia y Venezuela a México y Chicago en los Estados Unidos, donde la comercializan.

También: Megaredada de pandilleros en Estados Unidos

En Nicaragua eran ayudados por Juan Espinoza, Medardo Galindo y Everth Alemán Espinoza, este último organizaba a los pescadores artesanales para el traslado de la droga y el dinero, desde la zona costera de Costa Rica hasta la zona costera de Rivas, estos aún no han sido capturados.

Desde el 2013

El flujo migratorio de los acusados, ofrecido entre los elementos de prueba por la Fiscalía, refleja que algunos de los acusados entran y salen de Nicaragua desde el 2013, tal es el caso del colombiano Pablo Felipe Marín Ríos, quien tiene 48 movimientos migratorios, el último fue el 5 de mayo de 2017 de Costa Rica hacia México. Mientras a Nicaragua entró el 12 de octubre proveniente de Costa Rica.

También: Pandillas recrudecen la violencia en El Salvador

“En juicio demostraremos que el procesado Adrián López Barrera viajaba constantemente a través del istmo centroamericano y México”, dijo el fiscal de la Unidad Especializada Contra el Crimen Organizado, Giscard Moraga.

2,379,880 dólares fueron ocupados a la agrupación Navajo. El dinero estaba distribuido en cuatro vehículos. Estos vehículos fueron ocupados en Ochomogo en un retén policial y en Managua en dos residenciales.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: