JC Ramírez: «Siempre pensé que podía ser abridor en Grandes Ligas»

Cuando JC Ramírez salió de circulación, era el brazo número uno de los Angelinos y varias veces superó las expectativas que se había puesto.

JC Ramírez tuvo un gran año y aunque se lesionó, se siente satisfecho. LA PRENSA/ARCHIVO

JC Ramírez describió la irritación en su codo derecho como un piquete por dentro de la piel. Lo sintió desde antes del 19 de agosto, cuando lanzando ante Baltimore, vio que su velocidad venía para abajo y decidió enfrentar el problema.  Desde cuatro o cinco aperturas atrás, aproximadamente después del Juego de las Estrellas, comenzó a sentir el malestar, pero confiaba que fuera algo pasajero. Estaba en su oportunidad soñada como abridor en las Grandes Ligas.

Pero alguien a quien le ha costado tanto llegar hasta donde está, vio la lesión como un obstáculo más que superar y hasta el momento la está venciendo.

La inyección de células madre ha dado resultado, junto a una estricta dieta y entrenamientos. El fin de semana voy de regreso a Los Ángeles para mi último ultrasonido y si Dios quiere y todo sale bien, el martes soltaré el brazo por primera vez desde la lesión, a una velocidad moderada como de 60 millas por hora, para ver cómo me siento”, explica JC, quien este miércoles estuvo entrenando con la Selección Nacional de beisbol en el nuevo Estadio Nacional Dennis Martínez.

“Tengo un riguroso plan con mi hombro, hago de tres a cuatro rutinas, que precisamente por eso vine al Estadio Nacional para cumplirlas, y estoy enfocado en hacer ejercicios de piernas, porque no me han permitido hacer fuerza con los brazos para no ponerle presión a la zona afectada”, agregó el derecho de 29 años de edad.

Superó metas

Cuando JC salió de circulación, era el brazo número uno de los Angelinos y varias veces superó las expectativas que se había puesto.

“Primero me fijé como meta llegar a 100 innings y cuando los pasé rápido, pensé en los 150, y cuando estaba llegando a ellos, entonces me puse a sacar cuentas de cuantas salidas me faltaban y espera acercarme a los 200. Creí que podía llegar. Mi plan era llegar al quinto inning de cada juego con la menor cantidad de lanzamientos posibles y el resto era ganancia”, cuenta Ramírez, cuyo conteo quedó en 147.1 entradas, debido a la lesión. “En líneas generales estoy contento con el año que tuve”.

Al cargar con el liderazgo de los Angelinos la mayor parte de la temporada 2017, cualquier podría creer que JC no tiene nada que probar y que está seguro su puesto en la rotación para el 2018. Sin embargo, el bigleaguer pinolero tiene otro punto de vista.

“Nunca me he sentido seguro en ninguno lado. Siempre trato de llegar dos o tres pasos adelante y por eso me gusta entrenar en las vacaciones para llegar en buenas condiciones al spring training. Me gusta llegar fuerte, no me puedo confiar, en las Grandes Ligas siempre hay alguien que está detrás de tu puesto”, valoró.

Después de dar tumbos por varios equipos desde 2013, JC probó en 2017 que puede ser un abridor en el mejor beisbol del mundo.

“Ahora que ya demostré que puedo, porque siempre pensé que podía, quiero mantenerme, no quiero ser un pícher que solo tuvo una temporada de abridor y listo. Me costó llegar a las Grandes Ligas, encontré un espacio como relevista y ahora que soy abridor, quiero seguir haciéndolo”, afirmó.

Te puede interesar: Al menos seis nicas, incluyendo a JC Ramírez, estarán en el spring training de las Grandes Ligas

La carrera de JC

JC Ramírez debutó en las Grandes Ligas en 2013 con  Filadelfia y un año después  con Cleveland estuvo en las Ligas Menores, antes de regresar a las Mayores en 2015 con Arizona y este mismo año fue cambiado  a Seattle.

En 2016 se fue para Cincinnati, inició en las Menores y luego subió al equipo grande, para luego ser cambiado a los Angelinos, con quienes pasó de ser un trotamundos a un lanzador de calibre.

El mánager  de los Angelinos, Mike Scioscia, y el gerente general Bill Eppler, se reunieron con el nica al finalizar la temporada del 2016 y le dejaron saber la intensión de convertirlo en abridor, algo que concretó con mucho éxito este año.

El dato

2.6 millones de dólares es el salario estimado para JC Ramírez en la próxima temporada de las Grandes Ligas, luego de ganar 550 mil en 2017.