Nicaragua no aprovecha los conocimientos de profesionales con estudios en el extranjero

Cuando una persona es escogida para cursar estudios de maestría o doctorado en universidades extranjeras, a su regreso al país, uno de los desafíos es insertarse en el mercado laboral

profesionales

Uno de los retos del país es aprovechar el talento de jóvenes que han cursado estudios de maestría y doctorado en el exterior. LAPRENSA/C. TÓRREZ

Cuando una persona es escogida para cursar estudios de maestría o doctorado en universidades extranjeras, a su regreso al país, uno de los desafíos es insertarse en el mercado laboral, ya que hasta el momento no se cuenta con un sistema para aprovechar a estos profesionales.

De acuerdo con José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), en el país “no hay un encadenamiento, no hay nada que te asegure que esa persona que viene graduada, viene a un trabajo seguro, que viene a tener un ingreso mayor que podría tener si se hubiera quedado aquí, ese es otro desafío que tenemos (…) sostuvo.

Por su parte, el rector de la Universidad Americana (UAM), Ernesto Medina, expresó que en el país no se está haciendo lo suficiente para aprovechar al máximo el talento, y en eso incide la realidad de la economía nicaragüense, que es dominada por la informalidad.

Lea además: Pocos estudian posgrados y maestrías 

En ese sentido, “alguien que ha pasado tres años, cuatros años en Europa, estudiando en una universidad donde los requerimientos son bien altos, en otro idioma, venir aquí y comenzar el viacrucis de estar entregando currículum, entrevistas, no es muy atractivo”, sostuvo.

No obstante el reto no solo es para la empresa privada, expresó Medina, puesto que las universidades, las más grandes, están en una transición generacional y estas aún no se han preparado bien para el relevo.

Se debería aprovechar los programas de becas para comenzar a formar a los profesionales de la nueva generación, los cuales deben cumplir con el requisito de contar con un grado académico superior al que ofrece la universidad. En Nicaragua más de 200 estudiantes y profesionales se han beneficiado gracias al programa de becas Erasmus, de la Unión Europea.

Puede leer: Idiomas, un requisito vital para estudiar fuera de Nicaragua 

Más asesoría para colocarse en el mercado laboral

María Ramírez, gerente general de la empresa de reclutamiento Abaco, aseguró que cuentan con una base de datos de unas nueve mil personas, y entre el 15 y 18 porciento tienen estudios de maestrías. Ramírez considera que un joven que regresa de estudiar en el extranjero debe tener más acompañamiento al momento de buscar un empleo, ya que una maestría es un gran plus y “estamos desperdiciando un recurso en el que Nicaragua podía estar recibiendo un rédito como sociedad (…)”, dijo.

También: Más becarios nicaragüenses rumbo a Taiwán