Cardenal Brenes pide al Ejército dar cuerpos de niños asesinados

El Cardenal Leopoldo Brenes dijo que "es bueno que se dé una explicación" de parte del Ejército, "para que cada quien saque sus conclusiones".

Cardenal Brenes

Cardenal Leopoldo Brenes, arzobispo de Managua. LA PRENSA/ARCHIVO

El cardenal Leopoldo Brenes, arzobispo de Managua, pidió este domingo a la Comandancia General del Ejército de Nicaragua entregar a doña Elea Valle los cuerpos de sus dos niños asesinados en un operativo militar, en la comunidad San Pablo 22, del municipio La Cruz de Río Grande, en el Caribe Sur.

Asimismo, el obispo de la Diócesis de Matagalpa, Rolando Álvarez Lagos, pide que el Gobierno y el Ejército expliquen cómo murieron los dos niños en un supuesto enfrentamiento contra soldados.

“Sería bien interesante un gesto por parte de la Comandancia del Ejército entregar esos dos cuerpos a esa mamá, para que espiritualmente sienta la satisfacción de haber enterrado a sus dos niños y poderlos visitar de manera permanente, sobre todo el 2 de noviembre llegar ella y saber que allí están los dos cuerpos de su hijita y su hijito y poder elevar la oración al Señor”, dijo el cardenal este domingo, al finalizar la misa dominical en la Catedral Metropolitana de Managua.

Brenes dijo que “es bueno que se dé una explicación” de parte del Ejército, “para que cada quién saque sus conclusiones”, “aunque quizás muchas personas no van a aceptar la explicación que se dé”, agregó.

Lo que dijo el Ejército

El 12 de noviembre se conoció que en un enfrentamiento contra tropas del Sexto Comando Militar Regional del Ejército en la comunidad San Pablo 22 murieron seis personas, entre ellas un niño de 12 años y una adolescente de 16 años, Francisco Alexander y Yojeisel Elizabeth Pérez Valle, respectivamente, quienes eran hermanos.

El jefe del Sexto Comando Militar, coronel Marvin Paniagua, informó un día después del supuesto combate, que los muertos pertenecían a una banda de delincuentes dirigida por Rafael Pérez Dávila, conocido como Comandante Colocho, pero alegó cuestiones de “seguridad” cuando se le pidió precisar los delitos por los cuales se les perseguía. Tampoco ofreció detalles sobre los niños asesinados.

Otras versiones extraoficiales aseguran que Colocho había asumido el liderazgo del grupo, que inicialmente dirigía Enrique Aguinaga, conocido por el seudónimo de Comandante Invisible y que a través de múltiples videos compartidos en las redes sociales se declaraba alzado en armas contra el gobierno de Daniel Ortega.

Denunció asesinatos

Elea Valle, madre de Francisco y Yojeisel, denunció el asesinato de sus hijos ante organismos de derechos humanos y ha pedido al Ejército que le entregue los cuerpos de sus hijos, pero hasta ahora ni la institución castrense ni el Estado se han pronunciado sobre esta demanda. Valle también denunció que el Ejército perseguía a su familia y les preguntaba por alzados contra el Gobierno.

Lea también: Coronel (R) Carlos Brenes: “Haberlos enterrado en fosa común es sospechoso”

“He escuchado los sentimientos de la mamá del niño y la niña. Yo creo que sería interesante por parte de quienes hicieron la sepultura en esa fosa común, según dicen ustedes los medios, yo no tengo los datos así específico, solo lo que he escuchado a través de los medios, y que el Ejército pueda señalar, porque hay un sentimiento muy humano de la familia de dar cristiana sepultura”, dijo el cardenal Brenes acerca de la demanda de Valle.

El cardenal recordó el caso de Karla Rostrán Estrada, la mujer decapitada por su pareja, que era un exmilitar. Brenes manifestó que “la familia (de Karla) no estaba contenta hasta que no se entregó la cabeza de esa muchacha”.

“Estamos esperando una explicación”

A criterio del obispo Álvarez Lagos, “es un clamor nacional” que el Gobierno y el Ejército de Nicaragua expliquen la muerte de los dos menores.

Tras presidir una misa el viernes, en la que ordenó al nuevo sacerdote Erick Díaz, en la catedral San Pedro Apóstol, de Matagalpa, el obispo Álvarez Lagos señaló que “todos los nicaragüenses y todos los sectores que tienen un mínimo de balance y de equilibrio estamos esperando la explicación y la respuesta del Gobierno” sobre la muerte de los hijos de Valle.

“Hemos escuchado que eran personas que estaban levantadas en armas, hemos escuchado que se dio ahí entonces un combate, pero no nos explicamos cómo mueren dos niños”, señaló el obispo Álvarez.

Lea además: Operativo mortal fue por denuncias de productores, según Ejército

Recordó además que “lo normal en el campesinado es que el hijo, la hija, le lleva la comidita al papá esté donde esté, sea catalogado como un alzado en armas o como un delincuente, como sea catalogado, pero esa filiación, ese vínculo de hijo que se vive de forma muy especial en el campesinado no se puede obviar, de tal manera que seguimos sin entender por qué mueren estos niños y seguimos esperando la explicación del Ejército”.

“Pienso que por la propia dignidad del Ejército deben aclarar esta situación”, opinó el jerarca católico, explicando que no ha tenido contacto directo con mandos militares, “pero bueno, esto es el pueblo entero de Nicaragua… el pueblo de Nicaragua está indignado”.

Otros sacerdotes que se han pronunciado

El obispo auxiliar de Managua, monseñor Silvio Báez, y el obispo Silvio Fonseca también se han pronunciado sobre este crimen.

Le puede interesar: Rechazan versión oficial sobre muertes en enfrentamiento armado en Siuna

“Exijamos respuestas al Ejército sobre los nicaragüenses muertos en La Cruz de Río Grande. ¿Por qué les dispararon? ¿Cómo se explica que entre los muertos haya dos niños y una mujer? ¿Por qué los enterraron en una fosa común?”, publicó monseñor Báez en su cuenta de Twitter.

Monseñor Silvio Fonseca, vicario de Familia, Vida e Infancia de la Arquidiócesis de Managua, manifestó que el Ejército está en “serio peligro” de ser calificado “como un Ejército asesino” si no aclara esto.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: