Las utilidades de un hotel en Ometepe y la cooperación de turistas extranjeros han hecho posible un proyecto de compactación de basura plástica que luego convierten en aulas de clases y útiles mesas con asientos. LA PRENSA/ RAMÓN VILLARREAL

Convierten basura en aulas de clase

Las botellas compactadas se compran con las ganancias del hotel y solo es basura que sale de la misma comunidad donde se ubica el negocio turístico.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: