Ojo con dónde comprás medicinas: podrías estar perdiendo mucho dinero

Siempre he estado convencida –por experiencia propia y la de personas cercanas– que para tener una billetera saludable la mejor práctica que podemos tener es la de cotizar y comparar precios.

Tarjetas de crédito

Siempre he estado convencida –por experiencia propia y la de personas cercanas– que para tener una billetera saludable la mejor práctica que podemos tener es la de cotizar y comparar precios. El problema es que ese hábito lo dejamos solamente para compras grandes u ocasionales, no para nuestro día a día.

Recientemente una amiga y lectora de Dele Peso a sus Pesos, Flor Rojas, tuvo una emergencia de salud con su hijo y al ver el enorme recetario supo de antemano que le costaría varios miles de córdobas, lo que la empujó a cotizar en la mayor cantidad de farmacias posibles.

Y si bien no es nada nuevo saber que cada farmacia tiene precios distintos, lo que nos sorprendió a ambas es comprobar qué tanto varían los precios entre las farmacias, lo que puede representar un gran ahorro –o un gran golpe– para tu bolsillo, según dónde comprés.

Le puede interesar: Los billetes manchados o rotos también valen, ¡no los descartés!

El ejercicio para comprobarlo fue sencillo pero requirió mucha dedicación: cotizó todos los medicamentos en seis farmacias e hizo una tabla comparativa con los precios. La diferencia entre comprar todos los productos en la farmacia con los precios más altos o en la farmacia con la mayoría de precios más bajos era de 1,274.06 córdobas.

Pero eso no fue suficiente: en vez de comprar todos los medicamentos requeridos en el mismo lugar, seleccionó los precios más bajos de cada producto y terminó comprando en 5 de las seis farmacias cotizadas. (No te preocupés, todas tienen delivery). ¿Cuál fue el resultado? Que al final terminó ahorrándose 1,740.62 córdobas respecto a si hubiese comprado todos los productos en la farmacia con los precios más altos. La tabla comparativa que hizo con los precios de los medicamentos podés encontrarla aquí.

Luego de este ejercicio, Flor nos compartió el aprendizaje de esta y otras experiencias que ha vivido como madre que busca darle peso a sus pesos todo el tiempo. Aquí te dejo textual sus 7 tips:

Ser específicos y conocer a detalle las características de los productos requeridos. Existen muchas marcas, componentes, y presentaciones de productos. Se debe ser claros y confirmar con el dependiente de farmacia, sobre todo en el delivery.

Preguntar por las distintas marcas de ese producto. Siempre, siempre te ofrecen el producto o medicamento más caro, por ello es importante preguntar si existe una marca más económica del mismo medicamento.

Cotizar, cotizar y cotizar. Existe gran variedad de precios en las diferentes farmacias, y las que dicen ser las que tienen los mejores precios y descuentos no lo son en realidad, y las membresías no son tan funcionales a la larga.

Reagrupar compras. Cuando se trata de compras por volumen de producto, cotizar permite reagrupar las compras, es decir: seleccionar los medicamentos más baratos y hacer grupos de compras, tal cantidad de medicamento en este lugar y tal cantidad de otros en esta otra y así se puede lograr un ahorro mayor.

Pensar en el tiempo. Si la diferencia de precio entre una farmacia y otra es mínimo, conviene más elegir la que lleve el producto en menor tiempo, si es en delivery.

Nunca comprar sin cotizar. Existen medicamentos de la misma marca/ laboratorio que, en dependencia de la farmacia, tienen diferencias hasta de 300 córdobas.

Llevar registro. Es importante conservar al menos por 6 meses o un año las facturas o tener el detalle del precio de esos productos que siempre movés y así poder identificar las variaciones en su precio, y si es mucha, buscar otras alternativas (cambiar de producto o de proveedor).

Lea además: ¿Cuáles son las carreras universitarias que mejor (y peor) pagan en Nicaragua?

Al igual que Flor, yo he comprobado muchas veces que un mismo producto puede ser más caro alrededor de un 30 por ciento a 40 por ciento , según el lugar donde lo comprés, pero eso no vas a saberlo si de una vez te vas a cualquier farmacia y pedís el recetario completo. Es mejor tomarte el tiempo y hacer unas llamadas para cotizar precios. Sólo con ejercicios como este es que sacaremos el máximo provecho a nuestro dinero.

(*)Asesora en educación financiera y autora de Dele Peso a sus Pesos.

consultas@delepesoasuspesos.com

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: