Fiscalía venezolana detiene a dos expresidentes de PDVSA por presunta corrupción

Saab Nelson Martínez y Eulogio Del Pino fueron arrestados bajo sospecha de malversación de fondos públicos, asociación para delinquir y legitimación de capitales

petrocaribe, pdvsa, venezuela

Desde agosto pasado, las autoridades venezolanas han arrestado a unos 65 gerentes vinculados a casos de corrupción, entre ellos, directivos de PDVSA. LA PRENSA/AFP

Los expresidentes de la corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA), Nelson Martínez y Eulogio Del Pino fueron detenidos este jueves por presuntos actos de corrupción, anunció la Fiscalía General venezolana.

El fiscal general Tarek William Saab dijo en rueda de prensa que fueron arrestados bajo sospecha de malversación de fondos públicos, asociación para delinquir y legitimación de capitales. Del Pino y Martínez, que fueron capturados en horas de la madrugada del jueves por agentes de la Dirección General de Contrainteligencia Militar, fungieron también como ministros de petróleo de durante el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Lea además: Acreedores declaran a PDVSA en impago parcial por retrasos

Martínez fue aprehendido por su “presunta vinculación con la firma del contrato de refinanciamiento de deuda de la empresa Citgo Petroleum Corporation -la mayor filial de PDVSA en Estados Unidos- sin contar con el beneplácito del Ejecutivo nacional”, un hecho por el que fueron detenidos los directivos de la empresa la semana pasada. Según dijo Saab, los detenidos señalaron que Martínez conocía del contrato.

Por su parte, Del Pino fue detenido por presuntamente ser responsable “en las tramas de corrupción de Petrozamora”, otra filial de PDVSA, en la que se perdieron 15 millones de barriles diarios.
Los exministros fueron detenidos por los funcionarios de la Dirección de Contrainteligencia Militar (DGCIM) y fueron imputados por los delitos de “peculado doloso propio, concierto de funcionario público con contratista” y asociación para delinquir.

Martínez además está acusado de “legitimación de capitales y asociación para delinquir”, mientras que Del Pino está imputado también por “incumplimiento al régimen de seguridad de la nación” y “uso indebido de sistemas de información y daños a la industria petrolera”.

“A Del Pino se le vincula con la alteración intencional de cifras fiscalizadas de producción de crudo desde 2014 al 2017 cuando estaba en la Dirección Ejecutiva de Exploración y Producción Oriente de PDVSA”, dijo Saab que se ha comprometido con limpiar a la petrolera de hechos de corrupción.

El fiscal enfatizó que estas “son investigaciones de carácter preliminar que deben apuntar hacia una definición, hacia una conclusión durante el propio proceso penal en marcha”.

Del Pino fue reemplazado la semana pasada por el mayor general de la Guardia Nacional, Manuel Quevedo, quien recibió la misión de reestructurar la petrolera y acabar con grupos mafiosos que estarían operando en sus entrañas.

Caída de precios

Maduro ordenó una investigación en la industria petrolera, en momentos en que la caída de los precios internacionales del crudo ha generado una grave crisis financiera en el país sudamericano, que recibe cerca de 96 por ciento de sus ingresos en divisas por la venta del petróleo.

El mandatario venezolano, que enfrenta desde hace meses críticas dentro y fuera de Venezuela por el trato que ha dado a opositores políticos, ha dicho repetidamente que no va a proteger de la cárcel a ningún funcionario que haya cometido delitos de corrupción, aun cuando tengan vínculos cercanos con el gobierno socialista.

Lea también: Nicolás Maduro amplía poder militar en Venezuela

Desde agosto pasado, las autoridades venezolanas han arrestado a unos 65 gerentes vinculados a casos de corrupción. Entre ellos están altos directivos de PDVSA y de filiales en Venezuela y Estados Unidos.