Funides: proceso electoral municipal estuvo «viciado»

El presidente de Funides, Gerardo Baltodano Cantarero, ha insistido en la importancia de mejorar la institucionalidad para lograr mayor desarrollo económico

elecciones municipales 2017

Cantidad de boletas no usadas en diferentes jrv en la Región Autónoma del Caribe Norte, Puerto Cabezas. LA PRENSA/Manuel Esquivel

A pesar de la participación de la Organización de los Estados Americanos (OEA) como observadora en las elecciones municipales realizadas en noviembre pasado, la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) consideró que el proceso estuvo “viciado” y urgió al Gobierno a impulsar las reformas electorales que la OEA dejó sobre la mesa para transparentar el sistema.

El presidente de Funides, Gerardo Baltodano Cantarero, dijo que consideran positivo que se haya permitido la observación de la OEA, porque representa un avance. “Sin embargo, es importante ser claro. El proceso de elegir a nuestros representantes municipales es precisamente eso: un proceso; y el proceso de estas pasadas elecciones estuvo viciado. Las medidas positivas implementadas unos días antes de la votación no pudieron reparar el daño ya hecho. Por eso mismo, apoyamos las recomendaciones de la misión de la OEA”, enfatizó.

Baltodano Cantarero se refiere al punto donde la OEA recomendó: “El Sistema Electoral nicaragüense se beneficiaría de una reforma electoral comprehensiva que abarque diversos temas. Es necesario un marco jurídico y administrativo de carácter permanente, que brinde mayor confianza y seguridad a las fuerzas políticas y a la ciudadanía”.

Institucionalidad e inclusión

Baltodano alertó que, además de la corrupción y el precio de la energía, el entorno político se ha convertido en la principal preocupación para los empresarios del país, según la más reciente encuesta realizada por el organismo.

Nica Act, Funides, Nicaragua
Gerardo Baltodano, presidente de Funides. LA PRENSA/CORTESÍA

Para la búsqueda de mayores tasas de crecimiento económico, Baltodano Cantarero enfatizó que se deben desarrollar instituciones políticas inclusivas, “que den un grado de seguridad, previsibilidad y certeza futura de primer mundo a la inversión, que para el caso práctico de Nicaragua significa, además de una nueva gobernanza, independencia de los poderes del Estado (para) consolidar la democracia”.

Le puede interesar: Denunciarán fraude de municipales en Estados Unidos

Señaló que es responsabilidad de los nicaragüenses sentarse y discutir para dar la respuesta sobre cómo se puede mejorar el Sistema Electoral actual, “para convertirlo en uno más pluralista y democrático; pero, le corresponde al Gobierno procurar que este proceso de reforma sea incluyente y discutido a todos los niveles de la sociedad porque solo así podremos aumentar la confianza en las elecciones, reduciendo así los niveles de abstención que se han venido observando en los últimos procesos electorales”.

Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de Funides, expresó en su presentación que el entorno político y la corrupción han alcanzado casi el mismo nivel de preocupación en el empresariado. La corrupción abarca diversos aspectos, como por ejemplo, el otorgamiento de licencias o la solicitud de coimas, los cuales, según estudios internacionales, se convierten en barreras de crecimiento.

Seguridad jurídica

Sergio Maltez, presidente de la Cámara de la Industria de Nicaragua (Cadin), dijo que otro aspecto en el que se debe trabajar es en la seguridad jurídica para darle tranquilidad a la inversión.
“Se habla de atraer industrias grandes, para eso es muy importante el tema de la seguridad jurídica y corrupción”, aseveró Maltez, tras participar en la presentación del Tercer Informe de Coyuntura Económica 2017.

Institucionalidad

El presidente de Funides, Gerardo Baltodano Cantarero, ha insistido en la importancia de mejorar la institucionalidad para lograr mayor desarrollo económico.

Lea además: Fraudes e informe final de la OEA

En mayo de este año, durante la presentación del I Informe de Coyuntura Económica, dijo que las instituciones en el país se están construyendo, pero que todavía son débiles.

“Las instituciones débiles terminan, como decimos en Nicaragua, pasando la factura, tarde o temprano al desarrollo económico”, afirmó.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: