Un regreso apasionante del cine entre los nicas a lo largo del siglo XX

Este nuevo libro del historiador Jorge Eduardo Arellano, El cine entre los nicas, recorre las huellas de la primera crítica cinematográfica y revela la pasiones encontradas de nuestros cinéfilos

El nuevo libro de Jorge Eduardo Arellano, El cine entre los nicas, publicado como un tributo a la memoria del crítico Ramiro Argüello describe con énfasis la gran pasión de los nicaragüenses por el cine. LA PRENSA/archivo

El nuevo libro de Jorge Eduardo Arellano, El cine entre los nicas, publicado como un tributo a la memoria del crítico Ramiro Argüello describe con énfasis la gran pasión de los nicaragüenses por el cine. LA PRENSA/archivo

El libro El cine entre los nicas es la primera incursión histórica de Jorge Eduardo Arellano en el mundo del cine, específicamente el  de Nicaragua, tema introducido en nuestras letras como un género aparte por Karly Gaitán Morales en su libro A la conquista de un sueño (2014). Anteriormente se habían incluido capítulos sobre cine nicaragüense en libros con temas más generales.

Más en el campo de la realización cinematográfica en nuestro país, lo que caracteriza el libro de Arellano es su énfasis en pasión de los nicaragüenses por el cine. Parte del libro también es una crónica sobre el desarrollo de la cinefilia.

Los primeros que escribieron sobre cine

Éste dedica capítulos a los primeros intelectuales que incursionaron esporádicamente en la crítica cinematográfica: Pablo Antonio Cuadra, Socorro Bonilla Castellón, Mario Cajina Vega, Rolando Steiner, Sergio Ramírez, Roberto Cuadra y Horacio Peña, pionero de los cine-foros en los colegios de monjas, antes de que en 1974, yo iniciara mi página de crítica de cine en La Prensa Literaria, que continúa vigente.

Siguieron Mayra Luz Pérez Díaz, Carlos Mohs, el cineasta Rafael Vargarruiz, Juan Carlos Ampié…

Lea además: El cine alimentó la imaginación, euforia y humor en los poetas vanguardistas de Granada

También abundan los testimonios relacionados con el cine de personalidades nicaragüenses como el compositor Luis A. Delgadillo, monseñor José Antonio Lezcano y Ortega (enemigo del cine), la educadora Josefa Toledo de Aguerri (defensora del cine, con reservas), el Conde Escoto.

Así los periodistas Gabry Rivas, Chepe Chico Borgen y Mario Fulvio Espinoza; Luis Downing Urtecho, el cronista chinandegano Hugo Astacio Cabrera, el empresario de cine José Adán Aguerri, el ingeniero Bayardo Cuadra Moreno, la poeta Michéle Najlis, entre otros.

Cine México, situado en el Mercado Oriental. LA PRENSA/Archivo
Cine México, situado en el Mercado Oriental. LA PRENSA/Archivo

Tributo al crítico Ramiro Argüello

Este libro es un homenaje a Ramiro Argüello Hurtado, cuyo fallecimiento el 5 de enero de 2017 reactivó el interés del autor por acometer y concluir esta obra como un tributo a  su memoria.

El cine entre los nicas rescata algunos escritos de Ramiro en el campo de la crítica literaria, la crítica de cine y el cuento (ganó a nivel nacional el premio Menarini de Cuento convocado anualmente desde Guatemala para médicos centroamericanos).


Lea más sobre: Muere el crítico de cine Ramiro Argüello

Algunas de sus publicaciones:

Felicito a  Arellano por este libro que nos hace caminar por las salas de cine de toda Nicaragua. Para muchos será el regreso a un pasado que alguna vez percibimos como si fuera el presente. Para otros será un viaje de descubrimientos. Para todos, una cátedra de historia patria impartida por un maestro de lujo.

 Films: 44 crónicas  breves de Rubén Darío

El libro El cine entre los nicas adquiere un tono surrealista en el capítulo dedicado a las crónicas cinematográficas de Darío: El cine silente es surrealista, como la poesía, producto esencialmente del subconsciente.

Las imágenes que se mueven en la pantalla en completo silencio ejercen en los espectadores un efecto hipnótico.

Lea también: Un crítico se pregunta sobre el cine en Nicaragua, películas, actores y personajes

A partir de enero de 1910, Rubén Darío comenzó a publicar en La Nación de Buenos Aires una serie de 44 crónicas breves tituladas Films.

No eran críticas cinematográficas, sino recreaciones poéticas en prosa de imágenes proyectadas que Darío vio en los años anteriores a su muerte. Estas crónicas fueron rescatadas por el dariista alemán Günther Schmigalle.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: