Costo de la energía y los alimentos preocupan a los nicaragüenses

Consumidores son más optimistas con el futuro respecto al pesimismo de los empresarios, según resultados de encuestas publicadas por Funides.

energía eléctrica, Nicaragua, energía, morosos, Ley de Estabilidad Energética, pobres

LA PRENSA/ ARCHIVO

Además de los precios de los alimentos, el costo de la energía en septiembre se posicionó como la segunda preocupación de los hogares nicaragüenses, según la Encuesta de Confianza del Consumidor, publicada por la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides).

En menor medida el precio del transporte preocupa a los nicaragüenses (17 por ciento), esto a pesar de que en los últimos meses ha habido aumentos en el precio del petróleo, impactando en Nicaragua el valor de los combustibles tanto de uso automotriz como doméstico.

Lea además: Subsidio de energía será focalizado

En la encuesta de septiembre, 48 por ciento de los hogares dijeron estar preocupados por el precio de los alimentos, seis décimas más en relación con los resultados de la misma encuesta de junio pasado.

Por su parte, si bien el costo de la electricidad continúa siendo el segundo aspecto que más afecta a los hogares (35 por ciento), la proporción se redujo en relación con abril (41 por ciento) y junio (39 por ciento).

Lea además: Gobierno reducirá subsidios en la tarifa eléctrica

La preocupación por el precio de los alimentos, que es la principal, coincide con la percepción del 55 por ciento de los encuestados que cree que la inflación de 2017 será mayor que la registrada en 2016.

Aun así, “una mayor proporción de los hogares afirma que sus ingresos han compensado este aumento en los precios, lo cual se traduce en un momento ideal para hacer compras mayores”, según los resultados de la encuesta de Funides.

Esperan más empleo y poder de compra

Viendo al futuro el 53 por ciento de los hogares creen que la capacidad de compra aumentará el próximo año y solamente un 15 por ciento considera que se reducirá.

Al respecto y basado en las proyecciones del Banco Mundial, Funides cree que es muy poco probable que haya un aumento en el poder de compra de los hogares nicaragüenses, “debido al impacto que tiene el precio del petróleo en los precios domésticos” y se espera “un aumento en los precios de esta materia prima para 2018”.

Puede leer: Aquí te explicamos por qué los nicaragüenses pagan la energía más cara de la región

Los hogares también son optimistas con el empleo. Un 53 por ciento de estos creen que la situación del empleo mejorará en los próximos 12 meses, a pesar de la desaceleración en el empleo y la inversión desde finales del año pasado.

“El 66 por ciento de los encuestados considera que el empleo aumentará, mientras que el 11 por ciento piensa que disminuirá el próximo año”, precisa la encuesta de Funides que aparece en el Tercer Informe de Coyuntura Económica.

Poco optimismo

Pese a que existe un mayor optimismo de los hogares de que su poder de compra aumentará en los próximos 12 meses, este no lo compran las empresas.

Apenas el 31 por ciento de los empresarios considera que la demanda de sus productos aumentará en los próximos seis meses, lo que refleja una reducción considerable en relación con el 53 por ciento que opinaba eso en los resultados de la encuesta de mayo pasado.

También: Comercio nicaragüense ahogado por la tarifa energética

“Las expectativas sobre sus ventas coinciden con que el mayor porcentaje de empresarios no considera hacer cambios en la capacidad instalada de su empresa y en el número de trabajadores contratados en los próximos seis meses”, arrojó la encuesta que en el caso de los empresarios se aplicó en octubre.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: