Así debe ser la alimentación antes y después de la quimioterapia

Si tiene vómito, dejar reposar el estómago por unas dos horas antes de consumir alimentos nuevamente

Las frutas aportan también carbohidratos y junto con los vegetales son los alimentos responsables de proveer las vitaminas y minerales que necesitamos. Foto: LA PRENSA/Thinkstock.

La quimioterapia es el tratamiento con fármacos para destruir células malignas en el cuerpo. Durante este tratamiento el organismo puede tener muchas alteraciones, especialmente en la boca, el estómago o el intestino. En esas circunstancias a veces no resulta fácil comer, conviene tomar en cuenta lo siguiente:

Previo al inicio de quimioterapia se requiere ingerir alimentos ricos en proteínas de buena calidad y con poca grasa: Leche descremada, yogur descremado de preferencia con probioticos, pechuga de pollo sin piel, pescado, quesos con poca grasa como mozarella o quesillo, claras de huevo y huevo entero. Además proteínas vegetales como frijoles, lentejas, garbanzos.

Lea además: Importancia de las frutas en la alimentación

Para que estos alimentos proteicos puedan cumplir con su función de formar y reparar los tejidos es necesario consumir suficientes calorías provenientes de alimentos ricos en carbohidratos como: avena, arroz, maíz y sus productos como tortilla, papas, plátano, quequisque, camote y otros.

Las frutas aportan también carbohidratos y junto con los vegetales son los alimentos responsables de proveer las vitaminas y minerales que necesitamos. Además proveen fitoquimicos, sustancias protectoras de la salud que normalmente los conocemos como antioxidantes, existen más de diez mil fitoquimicos, por eso hay que comer diariamente de distintos colores.

Puede usar aceite de girasol, de soya, de maíz, de ajonjolí, de canola y de olivo, de 6 a 8 cucharaditas de aceite en el día añadidas a los alimentos. Otra forma de comer grasa saludable es comer semillas y nueces o aguacate.

Después de la sesión de quimioterapia

Se requieren alimentos nutritivos y de fácil digestión. Evitar mantequilla, crema, margarina, mayonesa, tocino, chicharrones. Alimentos irritantes como café, cacao, condimentos, gaseosas, también debe evitar alimentos salados, industrializados, vegetales crudos y alimentos ácidos como frutas cítricas y ricos en fibra porque enlentecen la digestión. Hacer comidas pequeñas y frecuentes (cada dos o tres horas).

Puede leer además: Nicaragua con serios problemas de alimentación

Si tiene vómito, dejar reposar el estómago por unas dos horas antes de consumir alimentos nuevamente. Evitar los extremos de temperaturas en los alimentos como sopas muy calientes o bebidas frías, procurar tomar alimentos sólidos y líquidos a temperatura del cuerpo o ligeramente tibios

Cuando tenga mejor tolerancia gástrica puede agregar vegetales crudos en forma de ensalada. Tomar líquidos separados de los alimentos sólidos, preparar alimentos de consistencia suave, como purés o licuados espesos como la consistencia de los alimentos para bebés.

Conviene tomar líquidos, es importante mantenerse hidratado. Recuerde tomar al menos dos litros de agua los primeros cinco días después de la quimioterapia, procure tomarlos en pequeñas cantidades, medio vaso cada media hora.

Una vez que las molestias desaparecen recuerde comer saludable, siga evitando alimentos fritos, condimentados en exceso y sobre todo alimentos procesados como embutidos, galletas y otros. Incluya carnes blancas, huevos, lácteos descremados y abundantes frutas, verduras, que el 80% de los alimentos que consuma sean de origen vegetal naturales sin procesar o mínimamente procesados, sin aditivos y productos artificiales.

Martha Justina González, máster en nutrición.

mjgonzalez@clinicavidasaludable.com