Monseñor Zywiec: “El papa Francisco nos ha escuchado”

Monseñor David Zywiec, nuevo obispo de la recién creada Diócesis de Siuna, expresó este lunes que sintió alegría por el anuncio de que el papa Francisco había creado a Bluefields y Siuna como dos nuevas diócesis en Nicaragua.

Monseñor Pablo Smichtd y monseñor David Zwicht, obispos del Vicariato de Bluefields, ambos de origen norteamericano, solictarán tres nuevos obispos para la Costa Atlántica. LA PRENSA/ ECHAMORRO

Monseñor David Zywiec, nuevo obispo de la recién creada Diócesis de Siuna, expresó este lunes que sintió alegría por el anuncio de que el papa Francisco había creado a Bluefields y Siuna como dos nuevas diócesis en Nicaragua.

“El papa Francisco nos ha escuchado. Nos sentimos alegres, agradecidos con Dios, con el papa Francisco. Hemos estado reflexionando sobre esto y sentimos que es un signo de madurez de la Iglesia”, manifestó monseñor Zywiec, de origen norteamericano.

El jueves pasado el papa decidió crear ambas diócesis, que antes eran vicariatos y por años han estado bajo la administración de los obispos norteamericanos, monseñor Pablo Smith y David Zywiec, quienes desde abril pasado insistieron en solicitar a la Santa Sede convertir en Diócesis el Vicariato ubicado en el Caribe de Nicaragua, una propuesta que tenía años de haberse hecho.

Lea más en: Papa Francisco crea dos diócesis en el Caribe nicaragüense

El jerarca católico expresó que los retos que se impulsarán como Diócesis, tanto en Bluefields como en Siuna serán fortalecer las áreas administrativas y cambios de infraestructura.

“En Siuna tenemos un proyecto de catedral. Tampoco tenemos casa para el obispo ni oficinas para la curia. Son retos grandes”, señaló el religioso de la orden capuchina, con más de 35 años de desarrollar servicios pastorales en el país.

Lea más en: Parroquia de Siuna será catedral provisional para el nuevo obispo de Bluefields

Zywiec dijo que otro de los retos de ambos obispos será incrementar el número de sacerdotes en ambas diócesis ubicadas en la costa Caribe de Nicaragua para promover más la evangelización. De acuerdo con el religioso, en el Caribe de Nicaragua más del 50 por ciento de la población es católica, dado que la otra parte es evangélica y otra parte de la religión morava.