Zona de Strikes: Pesistas continuaron en plan grande

Los pesistas nicaragüenses han vuelto a mostrar su gran productividad en el medallero de los Juegos Centroamericanos y empujaron a la tropa nica a la cima

Yanquis y Boston

Edgard Rodríguez C.

Detrás de esa felicidad que proyectaba el rostro de Silvia Artola este martes, luego de capturar tres medallas de oro en levantamiento de pesas, hay una extensa historia de sacrificios, de privaciones y hasta de suspensiones, como ocurre con una buena parte de los atletas nicaragüenses.

Lo de Artola es admirable, como también lo de Scarleth Mercado, sin cuyo aporte la delegación pinolera no habría subido ayer tarde a la cima temporal de los Juegos Centroamericanos de Managua.

Como ha sido costumbre y salvo raras excepciones, las pesas han vuelto a hacer su aporte. Trabajan en medio de limitaciones, con escasa atención mediática y dentro de unos niveles de sacrificio enormes. Aun así, siempre dicen presente, como ahora.

No tuve la fortuna de ver a Neftalí Parrales, Miguel Niño o Rolando Mendoza, pero mi referencia en las pesas fue siempre Enrique «Tarzán» Montiel, el poderoso pesista que se encumbró en los Panamericanos de Caracas 1983, hasta antes de ser despojado por doping.

Y claro, luego vino el mejor, Orlando Vásquez, ganador de seis medallas panamericanas, que debieron ser nueve de no ser por un descuido en Indianápolis 1987, cuando un diurético le privó de tres preseas ganadas.

Entre las mujeres vimos el aporte de Elsa Caldera y María Lourdes Ruiz, hasta llegar a ahora a los días de Artola, toda una veterana en estos lides, pero aún productiva, como lo demostró ayer, junto a Mercado.

La de ayer fue una jornada brillante para los nicas en los Juegos de Managua. El remo dio un empujón clave con las tres medallas de oro y una de plata ganadas, pero las pesas volvieron a estar en la cima del hit parade con sus cinco.

Vamos a ver qué impacta más en los días venideros en los Juegos Centroamericanos, por ahora, los nicas van con buen ritmo pero el camino es demasiado largo y sinuoso.

En Costa Rica en 2013, se ganaron 15 medallas de oro. Así que el salto, en medallas, va a ser bastante evidente.