Madres nicas en caravana centroamericana por México

Servicio Jesuita para Migrantes de Nicaragua registra unos 136 migrantes nicas desaparecidos en tres años en tránsito por México

desapariciones forzadas

Las madres centroamericanas realizan exposiciones fotográficas al aire libres en las plazas públicas para buscar a sus parientes desaparecidos. LA PRENSA/ARCHIVO CORTESÍA

Una vez más, una delegación nicaragüense participa en una caravana centroamericana de madres y familiares de migrantes desaparecidos en el trayecto por México, se trata del décimo tercer recorrido. Mientras el Servicio Jesuita para Migrantes (SJM), de Nicaragua no descarta que el próximo año no solo se mantengan la tendencia del movimiento migratorio, sino que el territorio de México sea utilizado “como antesala” más prolongada dado la vigilancia existente en las fronteras con Estados Unidos.

Lea Montes, directora del SJM dijo que “ahora los riesgos van a ser mucho mayores porque la gente va a ir buscando alternativas, pues los migrantes estarán probando rutas que no están identificadas”.

A su vez, indicó que el riesgo está relacionado con que los migrantes usen con mayor frecuencia la ruta Estados Unidos Canadá, pues “es más compleja, más difícil”, aunque haya una actitud de Canadá de respetar los derechos humanos de los migrantes.

Lea ademásTras las huellas de sus hijos en caravana centroamericana

No obstante, “el peligro está en la ruta que es la que mata a los migrantes por que hay mucha adversidad”, aseguró Montes, quien refirió “se está viendo que México podría ser uno de los lugares preferenciales para los migrantes”.

Lea Montes, directora del SJM, aseguró que la delegación lleva información de al menos 136 nicaragüenses desaparecidos, durante la ruta de tránsito por México.

Y la expectativa es encontrar “rastros” e información de los más de 136 desaparecidos, cuyos familiares lo han reportado desde hace tres años.

Montes mencionó que los participantes en la caravana hacen recorridos por lugares públicos, incluidos cárceles de las localidades mexicanas que visitan, incluido centros penales, para descartar que puedan encontrarse detenidos en ese país.

Para la búsqueda las madres recorren los sitios públicos colgando fotografías, sea de sus parientes o de otras personas que les han encargado otros familiares que no pudieron viajar.

A diferencia de otros años la caravana inició en Tapachula, Chiapas, Tamaulipas y retornarán por la fronteras de l Naranjo, por las que han ingresado en caravanas anteriores.

Montes indicó que en esta ocasión el recorrido lo realizan las madres de desaparecidos, en una situación “más complicada”, debido a las condiciones en que se encuentra ese país tras los terremotos que estremecieron México en septiembre pasado.

Una nota del Movimiento de Migrante Mesoamericano que apoya la caravana en México, indica que el lunes llegó a la frontera Comalapa, Chiapas donde en las madres exhibieron las fotos de sus familiares desaparecidos en la plaza principal.

En ese lugar algunas madres pidieron ayuda a los habitantes del lugar que les permita localizar a sus familiares desaparecidos. Marta Sánchez Soler, directora del Movimiento Migrante Mesoamericano, recordó que se calculan más de 70 mil migrantes desaparecidos en México.

Búsqueda por doce estados

Un comunicado del Movimiento Migrante Mesoamericano indica que la caravana centroamericana de madres de migrantes desaparecidos durante dieciocho días recorrerá doce estados mexicanos.

La caravana inició su recorrido por la ruta migratoria el pasado 1 de diciembre por la frontera de Ciudad Hidalgo, Chiapas en busca de sus hijos desaparecidos.

La caravana cruzará 22 localidades de México, y en su movilización, la caravana de madres denunciará la inseguridad extrema que padecen los migrantes cuando cruzan las fronteras.

Por Nicaragua participan dos madres y una representante del Servicio Jesuita para Migrantes, quienes llevan fotografías y otras informaciones de los casos reportados como desaparecidos ante esa organización.

4,000
kilómetros del territorio mexicano recorrerá la décimo tercera caravana centroamericana de madres de migrantes desaparecidos la que inició el pasado 1 de diciembre.