Pastor Rafael Arista no cree versión de masacre de la Cruz del Río Grande

El pastor Rafael Arista, superintendente de las Asambleas de Dios, no fue capaz durante una entrevista de llamar masacre al asesinato de seis personas, a manos de miembros del Ejército de Nicaragua

Pastor Rafael Arista, de las Asambleas de Dios. LA PRENSA/ARCHIVO

Pastor Rafael Arista, de las Asambleas de Dios. LA PRENSA/ARCHIVO

El pastor Rafael Arista, superintendente de las Asambleas de Dios, no fue capaz durante una entrevista de llamar masacre al asesinato de seis personas, a manos de miembros del Ejército de Nicaragua, lo que ocurrió el pasado 12 de noviembre en la comunidad rural La Cruz de Río Grande, en el Caribe Sur de Nicaragua.

“No estuve en el lugar y, segundo lugar, si hubo fuego cruzado allí murieron jóvenes, adultos, niños y ancianos porque en el fuego cruzado allí hay cualquier tipo de muerte (…). Entonces no podría yo desde el escritorio categorizarle o decirle lo que ocurrió en el camino”, dijo Arista.

Persecución

La masacre fue presentada por las autoridades militares como el resultado de un operativo contra una banda de delincuentes, mientras los familiares de las víctimas explicaron que eran víctimas de acoso desde hace tres años, cuando les exigían que dijeran dónde estaban los grupos armados que adversan al gobierno de Daniel Ortega.

Lea más en: FSLN se alinea con el secretismo del Ejército sobre masacre en La Cruz de Río Grande

Arista, quien es una de las voces más destacadas de la Iglesia evangélica en el país, dijo que se debe aclarar el hecho, pero insistió en su visión bélica de la situación.

“En todo fuego cruzado muere muchas veces el que no debe morir y el que debe morir no muere; razones, es que el que anda armado se puede defender, ha sido entrenado para estar en la guerra”, dijo.

Las explicaciones

Al pastor Arista se le recordó que entre las víctimas había dos menores de edad y el padre de estos. La madre vino a Managua y demandó públicamente la entrega de los cuerpos, un llamado que hicieron por separado varios obispos de la Conferencia Episcopal, entre ellos el obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez; el cardenal Leopoldo Brenes y el portavoz de la CEN, Abelardo Mata.

Lea más en: Monseñor Silvio Fonseca: “Ejército debe salvar su honor”

“Donde hay fuego cruzado allí mueren personas inocentes; allí mueren animales, allí muere todo lo que una bala puede alcanzar: el asunto está determinar con cuál bala cayó alguien; estaba participando en la guerra o no”, recalcó.