Esgrima aumenta dos bronce a su cuenta y balonmano busca su presea

Esgrima supera su registro de medallas de San José 2013, mientras el balonmano intentará mantener una de los dos preseas conseguidas hace cuatro años.

El balonmano femenino intentará repetir la medalla de bronce conseguida en San José 2013. LA PRENSA/ MANUEL ESQUIVEL

El esgrima nacional coleccionó un par de medallas de bronce en la jornada de este jueves de los Juegos Centroamericanos, para superar las conquistas de San José 2013. Hace cuatro años se colgaron tres preseas —una de plata y dos bronce—, mientras en Managua 2017 superaron esos registros con una plata y cuatro de bronce.

En espada por equipo masculino, la tropa nacional de esgrima se quedó con el bronce a través de Wilmart Calderón, Roberto Márquez, Froyland Murray y Flavio Paguagua. Mientras en florete femenino por equipo las galardonadas fueron Heisell Calderón, Ethel García, Mareling Gutiérrez y Fátima Largaespada.

La única plata pertenece a Fátima Largaespada, quien la consiguió el pasado lunes. Los otros bronces pertenecen a Mareling Gutiérrez y Luis Largaespada.

Última oportunidad

El balonmano femenino intentará recuperar el brillo de esta disciplina adjudicándose la medalla de bronce ante El Salvador, en el duelo programado hoy a las 2:00 p.m. en el gimnasio del IND.

Las mujeres cayeron 31-28 ante Costa Rica ayer en un apretado encuentro, en el cual las pinoleras lucharon hasta el final por intentar cambiar el calor de la medalla conseguida en San José 2013, tras quedar en la tercera posición con cuatro puntos.

En esta ocasión, el balonmano femenino jugó semifinal cruzada y las nicas no pudieron ante las ticas.

Por su parte, el equipo masculino se quedó sin posibilidad de medallas, tras ganar el oro hace cuatro años. Este resultado era de esperarse porque la tropa pinolera presentó algunas renovaciones que le dificultarían meterse en el medallero, el cual se definiría por la cantidad de puntos conseguidos en los cuartos desafíos.