Shohei Otani firmará con los Angelinos y crece lucha por puesto de abridor para JC Ramírez

Shohei Otani era utilizado como bateador y lanzador en Japón, algo que espera hacer también en las Grandes Ligas con los Angelinos.

Shohei Otani puede lanzar a 100 millas o batear jonrones de más de 400 pies de distancia. LA PRENSA/CORTESÍA Kyodo News

El fenómeno japonés Shohei Otani, quien ha merecido comparaciones con Babe Ruth por su gran poder al bate y feroz bola rápida como lanzador, y que era el jugador más perseguido por los equipos de las Grandes Ligas en esta temporada baja, ha decidido firmar con los Angelinos de Los Ángeles, convirtiéndose en compañero de equipo del lanzador nicaragüense JC Ramírez, quien ahora tendrá que lidiar con un rival más por un puesto en la rotación del equipo.

Otani, de 23 años de edad, era utilizado como bateador y lanzador en Japón, y al decidir jugar para un equipo de la Liga Americana, quizá tendrá la oportunidad de tirar y en sus días libres ocupar el puesto de bateador designado o jardinero.

Lea: JC Ramírez fue nombrado el Atleta Profesional del Año 2017 en Nicaragua

El legendario Babe Ruth es el caso más reconocido del beisbol con éxito en ambas facetas, con la salvedad que inició su carrera como lanzador y terminó siendo un artillero a tiempo completo, redefiniendo este juego gracias a su demostración de poder nunca antes vista, convirtiendo los jonrones en la mayor atracción del juego hasta hoy.

Otani también tiene mucha fuerza y dispone de una bola rápida de 100 millas por hora, por lo que es una tentación ponerlo en el box. Sin embargo, el japonés había dicho que elegiría un equipo que le diera la oportunidad en ambos roles, así que se supone que los Angelinos lo firmaron con ese consentimiento.

El arribo de Otani de alguna forma podría incidir en el rol de JC Ramírez, quien este año tuvo su primera oportunidad como abridor en las Grandes Ligas y resultó el caballo de batalla de los Angelinos.

Sin embargo, para 2018 se espera que estén saludables varios brazos que sufrieron lesiones este año y que tienen una alta valoración, como Garret Richards, Andrew Heany y Matt Shoemaker, junto a Patrick Bridwell, quien cuando JC salió de escena por lesión, tomó el liderato del staff y tuvo un fuerte cierre. También se cree mucho en el potencial de Tyler Skaggs. Así que considerando además el aterrizaje de Otani, habrá una fuerte batalla por los cinco puestos de abridores de Los Ángeles en la próxima temporada.

JC demostró que este año que tiene el material para brillar y esta batalla interna más  bien le podría servir para que siga sacando lo mejor de él.