Acuerdo final del “brexit” estará listo en octubre de 2018

El jefe negociador de la Unión Europea (UE) para el “brexit”, Michel Barnier, reconoció los progresos alcanzados en la primera etapa de las conversaciones entre Bruselas y Londres

brexit

Londres no participará en la toma de decisiones en la UE, pues ya no será un Estado miembro. LA PRENSA/AFP

El jefe negociador de la Unión Europea (UE) para el “brexit”, Michel Barnier, afirmó este viernes que el acuerdo definitivo sobre la salida del Reino Unido deberá estar terminado en octubre de 2018.

El político francés realizó esas declaraciones después de que este viernes el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, recomendara pasar a la segunda fase de las negociaciones sobre la marcha británica, tras constatar “avances suficientes” sobre los derechos de los ciudadanos, la factura de la salida y la frontera norirlandesa.

“Necesitaremos tener la versión final del acuerdo de retirada preparada para octubre de 2018, en menos de un año”, aseguró Barnier durante una rueda de prensa.

El excomisario francés coincidió en reconocer los progresos suficientes alcanzados en la primera etapa de las conversaciones entre Bruselas y Londres, y secundó iniciar el diálogo sobre la futura relación entre ambas partes si los jefes de Estado y de Gobierno apoyan la idea en el consejo del 14 y 15 de diciembre.

Lea además: May dispuesta a ofrecer libre circulación durante dos años tras el “brexit”

No obstante, subrayó que aún quedan pendientes “una serie de cuestiones” en la primera fase. “Déjenme ser claro, todavía hay trabajo y negociación por hacer en una serie de cuestiones como la gobernanza de nuestro acuerdo o, por ejemplo, Euratom”, señaló, además de resaltar que en la segunda etapa de las negociaciones se seguirá abordando la frontera entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte.

Derechos de los ciudadanos

Sobre los derechos de los ciudadanos, Bruselas y Londres se han comprometido a que todos los británicos llegados a la Unión Europea y comunitarios trasladados al Reino Unido antes del “brexit” puedan seguir viviendo y trabajando en las mismas condiciones. Además, los miembros de una familia que no vivan juntos conservarán el derecho a reunirse en el mismo país.

En el caso de los hijos, tendrán esa posibilidad incluso si nacen después de la salida británica. Asimismo, estas personas no perderán sus derechos a la asistencia sanitaria, a la jubilación y a otras prestaciones de la seguridad social.

El jefe negociador precisó que el acuerdo final de retirada se incorporará al Derecho británico y las cortes del Reino Unido tendrán la posibilidad de plantear cuestiones prejudiciales al Tribunal de Justicia de la UE sobre la interpretación del documento durante un plazo de ocho años.

Puede leer: Comisión Europea pide no dejar pasar “viento en popa” para impulsar a la Unión Europea

En esos casos, las decisiones de la corte comunitaria serán vinculantes para los tribunales británicos. “Son los jueces británicos quienes administrarán Justicia en el Reino Unido. En sus juicios, los tribunales británicos deberán tener en cuenta la jurisprudencia que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea haga tras el brexit”, explicó.

Con respecto a Irlanda, Barnier reiteró que tanto el Reino Unido como los Veintisiete están dispuestos a evitar una frontera “dura”. “El compromiso del Reino Unido hoy nos da una garantía efectiva para evitar tal frontera dura. Salvo que se encuentre otra solución, el Reino Unido está firmemente de acuerdo en que Irlanda del Norte mantenga una total consonancia con las normas del mercado único de la UE y la unión aduanera”, detalló.

Aseguró que, de ese modo, se protegerá el Acuerdo de paz del Viernes Santo, indicó que los residentes de Irlanda del Norte con nacionalidad irlandesa mantendrán los derechos que tienen como ciudadanos comunitarios y recalcó que el área de viaje común en la isla no desaparecerá.

Además: “Brexit” tendrá un precio para Reino Unido

En cualquier caso, destacó que en la segunda fase de las negociaciones deberá seguir tratándose la cuestión irlandesa. Sobre el acuerdo financiero, explicó que se ha logrado un acuerdo sobre la metodología para calcular el precio del divorcio, pero prefirió no dar cifras concretas.

Londres pagará entre 40,000 y 45,000 millones de euros

El Reino Unido pagará entre 40,000 y 45,000 millones de euros (entre 35,000 y 39,000 millones de libras) para salir de la Unión Europea, confirmó este viernes un portavoz el gobierno británico.

“Confirmo esas cifras”, dijo el vocero. El montante a pagar ha sido la cuestión más polémica en el Reino Unido de todas las relacionadas con el Brexit.

Pagar por salir equivalía a una humillación para los anti-UE, teniendo en cuenta que uno de sus principales argumentos era que el Reino Unido ya ha pagado históricamente demasiado por pertenecer al bloque.

Así, hace unos meses, el titular de Relaciones Exteriores Boris Johnson -el rostro principal de la campaña a favor del Brexit- mandó a la UE “a tomar viento fresco” por la factura de divorcio que presentó a Londres.

El gobierno británico aceptó ahora pagar esa cifra en concepto de compromisos presupuestarios ya adquiridos o pensiones de los funcionarios europeos, entre otros, para poder pasar a negociar ya un acuerdo comercial con la UE, su principal mercado.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: