Funides mengua el déficit del Seguro Social en Nicaragua

Las nuevas previsiones están basadas en el superávit que el INSS experimentó en agosto, el cual fue de 77.6 millones de córdobas, un resultado que en ese mes resultó positivo si se toma en cuenta que en igual mes del año pasado se acumuló más bien un déficit de 196 millones de córdobas

Inss, Instituto Nicaragüense de Seguridad Social

LA PRENSA/ARCHIVO

La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) suavizó sus estimaciones de déficit de cierre de año del Instituto Nicaragüense de la Seguridad Social (INSS), al situarlo en 1,912 millones de córdobas en su tercer balance de comportamiento económico, inferior a los 2,139 millones de córdobas proyectados en agosto pasado.

Las nuevas previsiones están basadas en el superávit que el INSS experimentó en agosto, el cual fue de 77.6 millones de córdobas, un resultado que en ese mes resultó positivo si se toma en cuenta que en igual mes del año pasado se acumuló más bien un déficit de 196 millones de córdobas.

Sin embargo, la actualización realizada de las cifras publicadas por el Banco Central de Nicaragua la semana pasada sobre el comportamiento de las finanzas del INSS en septiembre habría echado por la borda esa mejora en agosto.

Le puede interesar: Esto le depara a la economía de Nicaragua en 2018

En septiembre, el INSS sufrió un golpe severo, luego que los ingresos se redujeron en 122.7 millones de córdobas, comparado con lo que se recibió en agosto.

En ese sentido, mientras en agosto de este año el INSS recibió 2,175.5 millones de córdobas en ingresos, en septiembre fueron 2,052.8 millones de córdobas, es decir 5.6 por ciento menos.

La situación se agravó porque los gastos en lugar de reducirse, también se incrementaron en 100 millones de córdobas. En agosto, el INSS gastó en total 2,091.2 millones de córdobas, pero en septiembre, pese a la caída de los ingresos, estos se situaron en 2,191.2 millones de córdobas.

Mayor déficit

La disparidad entre el comportamiento de los ingresos y los gastos del instituto originó un déficit operativo de un mes a otro por 138.5 millones de córdobas, acumulando así 337.6 millones en hueco financiero, saldo en negativo que se eleva a 626.8 millones de córdobas cuando se incorporan las inversiones en activos no financieros.

Lea además: Funides: Crecer al 8 por ciento anual no es una utopía

“Con esto, se habrían anulado los resultados que se habían obtenido, hasta agosto, en términos de desaceleración del déficit operativo”, alertó el economista Adolfo Acevedo, en un balance publicado en días recientes.

Es por esa razón que Acevedo se muestra menos optimista que Funides con relación a las proyecciones del cierre año sobre el déficit financiero del INSS. Sus estimaciones apuntan a un déficit de entre 2,000 y 2,100 millones de córdobas.

Lea también: Funides recomienda transparencia y reglas claras en el INSS

¿La razón? Actualmente el INSS transita por los dos últimos meses más críticos para sus finanzas, dado que debe desembolsar el doble de dinero que hace cada mes en favor de los trabajadores del instituto y los más de 200 mil pensionados.

“Debe recordarse que en noviembre y diciembre los gastos operativos aumentarán unos 250 millones como resultado de los dos aguinaldos que se pagan a los trabajadores del INSS, más alrededor de 1,240 millones de córdobas o 1,250 millones de córdobas por el pago del decimotercer mes a los pensionados, para un aumento total de entre 1,490 o 1,500 millones de córdobas”, afirma el economista.

Suponiendo que los ingresos totales del INSS aumentan 200 millones de córdobas más con respecto a noviembre, como ha ocurrido desde el 2014, “y todo lo demás se mantiene conforme a la tendencia hasta septiembre, el déficit global de efectivo al mes de diciembre alcanzará un monto de entre 2,000 millones de córdobas y 2,100 millones, dependiendo de lo que suceda en el último trimestre del año con la inversión en activos no financieros”, puntualiza Acevedo.

Lea además: Funides proyecta que déficit del INSS llegue a C$2,139 millones

Hasta septiembre los ingresos totales del INSS alcanzan 18,177.1 millones de córdobas y sus gastos totales 18,805.7 millones de córdobas.

Esta situación ocurre pese a que el Gobierno este año transfirió 562 millones de córdobas a las arcas del INSS en concepto de aporte del 0.25 por ciento que le corresponde sobre el total de los cotizantes activos desde 2014.

Gobierno calla

Pese a que el Fondo Monetario Internacional (FMI) alertó este año al Gobierno de que debía impulsar reformas que ayudaran a estabilizar las finanzas del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), dado que en 2019 este caerá en insolvencia, hasta ahora ni el Ejecutivo ni la empresa privada han hablado públicamente sobre las acciones que se llevarán acabo. Sin embargo, las agencias calificadoras señalaron en sus últimos reportes que será hasta 2018 cuando se espera se hagan los primeros ajustes, tras las elecciones municipales de noviembre pasado.