Nicaragüenses siguen migrando para buscar oro en Costa Rica

Un grupo de 20 mineros salió de Siuna con destino a San Carlos, donde se inicia el éxodo de pequeños mineros artesanales. Deben enfrentar el peligro de ser picados por una serpiente y hasta ser alcanzados en los operativos policiales

reserva Indio Maíz

LA PRENSA/Archivo

Tras continuos operativos que realiza la Policía de Costa Rica en la finca Crucitas, a tres kilómetros al sur de la frontera del río San Juan, en Costa Rica, los mineros nicaragüenses continúan llegando. En ese territorio buscan oro.

La noche del domingo un grupo de 20 mineros salió de Siuna con destino a San Carlos, donde se inicia el éxodo de pequeños mineros artesanales que van con la mochila cargada de ilusiones, pero deben enfrentar el peligro de ser picados por una serpiente y hasta ser alcanzados en los operativos policiales que se realizan en ese lugar del vecino Costa Rica.

Lea además: Mujeres en busca de oro en Bonanza, Caribe Norte

Ricardo Flores, uno de los mineros que ha ingresado en dos ocasiones a la zona, dijo que es una odisea llegar al lugar debido a que se mantienen operativos constantes para sacar a los mineros.
“Pero allí los mismos policías te siguen para robarte el oro y luego te expulsan de ese país en condición de permanencia ilegal”, comentó Flores.

Aseguran que les quitan el oro

Ricardo ha viajado dos veces y por último fue perseguido por las fuerzas de seguridad.

Puede leer: Mineros de Siuna se van a Costa Rica a buscar oro

“Allí teníamos a un grupo de policías que nos estaba protegiendo, pero luego entraron otros grupos de policías y nos rodearon, salimos corriendo, uno de mis compañeros cayó en un basurero lleno de hormigas y tuvo que aguantar para que no lo agarraran, yo tuve que dejar botado el oro y un azogue que andaba porque ellos andan detrás del oro para quitarlo”, comentó.