Reglas de enfrentamiento

Por los niños muertos, por doña Lea como mujer y madre, por el bien de Nicaragua, del Ejército y por el mismo partido en el Gobierno, se necesita de una investigación profunda

El caso de los dos niños hijos de la señora Lea Valle, muertos en combate según el Ejército de Nicaragua, me trajo a la mente una película en la cual un abogado defiende a un oficial del USA Army, en un juicio que le hacen por haber ordenado a sus tropas abrir fuego sobre civiles después que estos asaltaron una embajada de los EE.UU.

El juicio es llevado a cabo, pues según sus superiores este militar había violado las Reglas de Enfrentamiento o Rules of Engagement (ROE), como se llaman en inglés.

En el ámbito militar, las Reglas de Enfrentamiento determinan las circunstancias en las que una fuerza armada puede hacer uso de sus capacidades ante un determinado escenario. En los EE.UU, estas son públicas y se las encuentra en Internet, igual que la de la mayoría de los países europeos donde impera la percepción de existir un alto grado de democracia. Hay otros países que las consideran objeto de confidencialidad.

Existe el principio de necesidad militar el cual justifica el uso de la violencia para obtener la sumisión del enemigo o alcanzar determinado objetivo militar. Esta necesidad militar tiene que ser basada en la naturaleza, lugar, propósito y uso de la fuerza y estas acciones militares no pueden ir en violación de las leyes de la guerra.

El principio de proporcionalidad establece que la naturaleza, duración y amplitud del encuentro no puede exceder el requerido para de manera decisiva rechazar el acto hostil o aquel que se pretende.

Existe también el principio de distinción, que requiere que los combatientes sean diferenciados de los no combatientes (reporteros, personal médico, capellanes, etc. ) o civiles e igual, que los objetivos militares sean distinguidos de aquellos objetivos eminentemente civiles y, por último, encontramos en todos los textos de Derecho Humanitario Internacional, el reconocimiento al hecho de que el sufrimiento nunca va a ser eliminado de la guerra, pero se debe de asegurar que toda acción militar minimiza el sufrimiento innecesario al enemigo igual que a todos aquellos civiles y no combatientes envueltos en ese torbellino de destrucción.

En todos estos manuales de Reglas de Enfrentamiento, encontramos definición de quienes son combatientes, sus características, quienes son no combatientes, civiles, lugares protegidos y en fin un sinnúmero de normas que rigen la actividad militar en combate, que a lo mejor en tiempos de guerra no son tan respetadas pero en aquellos países con alto grado de respeto por el Derecho Humanitario Internacional, sirven en tiempos de paz como valladar a muchos de los excesos que se pueden cometer en contra de la población civil.

El derecho a la vida es un derecho que corresponde a todo nicaragüense. Nadie puede ser privado de ella si no es por causa de legítima defensa. ¿Tiene el Ejército sus normas o Reglas de Enfrentamiento? De tenerlas, debería hacerlas públicas y hacerle ver al pueblo de Nicaragua que se rigen por ellas y quien las viole será debidamente juzgado.

Por los niños muertos, por doña Lea como mujer y madre, por el bien de Nicaragua, del Ejército y por el mismo partido en el Gobierno, se necesita de una investigación profunda y así obtener respuestas claras y precisas que borren toda percepción negativa hacia Gobierno y Ejército.

El autor es abogado.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: