Fisco de Nicaragua capta más impuestos por transacciones en bolsa

Las transacciones en una de las bolsas agropecuarias generó 390 millones de córdobas en ingresos fiscales. Una mejor producción agropecuaria ayudó a que las transacciones en bolsa se incrementaran

lácteos, productores de leche

Recientemente los representantes del sector lechero sostuvieron reuniones con las autoridades del Ministerio Agropecuario de Guatemala, donde se planteó la posibilidad de aumentar las exportaciones de productos lácteos a ese país. LA PRENSA/ARCHIVO

Las retenciones definitivas que se aplicaron durante 2017 a las transacciones realizadas a través de la bolsa Agropecuaria de Nicaragua (Bagsa) aportaron al fisco 390.15 millones de córdobas, provenientes de la transacción de 841.25 millones de dólares en productos agropecuarios este año en esa bolsa.

“En los últimos 15 años el aporte fiscal a través de este mecanismo ha tenido un crecimiento sostenido, ya que tenemos que recordar que estas transacciones gozan de un incentivo fiscal para productos y productores”, dijo Enrique Zamora, presidente de Bagsa.

En Nicaragua funcionan cinco bolsas agropecuarias, tres de estas realizan transacciones generales: Bagsa, Bolsa Agroindustrial Upanic (Bolsagro) y Bolsa Nacional Agropecuaria (Bolnasa) y dos gremiales: Bolsa Pecuaria SA (Bopecsa) y Bolsa de Leche SA (Bolechesa). El año pasado las transacciones que realizaron las todas ellas le generaron al fisco unos 750 millones de córdobas.

Puede leer: Bolsa agropecuaria con más dinamismo

Dicho aporte se obtiene a través de la retención definitiva que se hace a productores individuales, empresas o cooperativas que realizan transacciones anuales menores o iguales a cuarenta millones de córdobas. Dependiendo del producto la retención oscila entre el 1 y 2 por ciento del Impuesto sobre la Renta (IR) de rentas de actividades económicas.

Adicionalmente, al certificar dicha transacción, el contribuyente queda exento del pago de los impuestos municipales. El año pasado en Bagsa se transaron 765 millones de dólares, cuando la sequía y los precios bajos afectaron algunos productos.

Mejor producción

“Este año los precios de algunos productos no estuvieron tan altos, pero hubo mayor producción de algunos de ellos. El ganado tuvo un repunte este año, otro producto importante es el café y aunque este año vimos mayor producción estamos esperando los resultados de los precios promedio que se saquen, los cuales pueden ser un poco más bajos que en años anteriores, ya que el precio del café en el mercado internacional se está comportando hacia la baja”, explicó el gerente general de Bagsa, Luis Arévalo Peugnet.

Además: Bolsa Agropecuaria puede dar más

Los productos que reportaron mayor crecimiento en sus volúmenes y montos transados fueron leche cruda, ganado vacuno en canal caliente y en pie, frijol, café sin procesar, frijol, arroz oro y vegetales.

Según Arévalo Peugnet, la meta es alcanzar durante el 2018 un crecimiento similar al de este año, ya que las condiciones de mercado no permiten hacer proyecciones superiores. Dicha expansión se alcanzaría por un incremento del 5 por ciento en el volumen de las negociaciones y el restante 5 por ciento por la mejoría en el precio de algunos productos.

Lea: En Nicaragua el agro se formaliza a través de las bolsas

“El ganado es un producto bien estable y siempre está dando sorpresas, el arroz es otro que se ha venido mejorando y tiene perspectivas y retos importantes que el sector está trabajando para resolver; el tema café es importantísimo, pero él queda en mejores condiciones en cuanto a la parte de plantaciones, pero quedamos esperando la mejoría del precio que podría llegar a finales del año que viene”, sostuvo Arévalo Peugnet.

El reto del sector 

Homologar los laboratorios de calidad de alimentos y de café con los de países que Nicaragua tiene Tratados de Libre Comercio vigentes es uno de los grandes retos de Bagsa, ya que estas son las únicas dependencias privadas del país que cuentan con la certificación ISO 17025 y que emiten certificados de exportación.

“A esto le vamos a dar mayor relevancia para que los productos que vayan de Nicaragua hacia esos mercados, aunque lleven una certificación ISO 17025 al país de destino donde llegue la exportación, también esté homologada esta certificación”, dijo el presidente de Bagsa, Enrique Zamora.

Lea además: Van por más transacciones

A partir del próximo año también se implementará un sistema que permitirá realizar las transacciones en línea con la emisión de contratos digitalizados y firmas electrónicas.