Respaldan mensaje de monseñor Silvio Báez

Las reflexiones de monseñor Silvio Báez, durante su homilía que ofreció por la paz y los derechos humanos, recibieron el respaldo de actores políticos y de la sociedad civil

Monseñor Báez, Venezuela

El obispo auxiliar de Managua, monseñor Silvio Báez. LA PRENSA/J. FLORES

Las reflexiones de monseñor Silvio Báez, durante su homilía que ofreció el pasado lunes por la paz y los derechos humanos, recibieron el respaldo de actores políticos y de la sociedad civil.

Báez lamentó como las autoridades civiles y militares reprimen los derechos de la población, pero a la vez, el jerarca católico criticó la pasividad y la apatía de la población contra las injusticias y las violaciones a la dignidad humana.
“Nos vamos acostumbrando a la horrenda y vergonzosa violencia física y moral contra las mujeres y los niños, los homicidios inexplicables, las detenciones arbitrarias, el espionaje y las amenazas, los procesos judiciales irregulares, la impunidad, el autoritarismo, la corrupción, la falta de acceso a la información pública, la frágil institucionalidad del país. Todo esto produce parálisis social. Cuando se atropellan los derechos fundamentales del hombre, la sociedad se va volviendo paralítica”, cuestionó Báez en su homilía.

Lea también: Monseñor Báez cuestiona a los grupos de poder por producir miedos y parálisis social

Ante el panorama que vive el país, monseñor Báez dijo que hay dos caminos: cargar sobre nuestros hombros a “esta sociedad paralítica o levantar nuestra voz para clamar justicia y para denunciar las raíces de tantos males”.
Violeta Granera, calificó las reflexiones de monseñor Báez como valientes y que deben ser tomadas en cuenta ante los efectos nocivos que vive el país.

“Como siempre, la homilía de Monseñor Báez fue directo a los puntos centrales que debemos meditar. Fue una crítica al poder absoluto y sus efectos nocivos en la sociedad. Una advertencia al riesgo de dejarse adormecer por ese poder. Pero sobre todo, lo que más me impacto es el habernos interpelado a todos a tener humildad para reconocer nuestros propios errores y a no seguirlos cometiendo. Nos hizo un llamado a no tener miedo de seguir luchando por los derechos humanos, pero también a no tener cola que nos pisen. Creo que fue un mensaje de esperanza y de compromiso con esta lucha”, expresó Granera.

Lea además: Obispos de Nicaragua preocupados por futuro del país

Para José Antonio Peraza, director del Movimiento por Nicaragua, las palabras del prelado fueron muy valientes. “Monseñor Báez tiene razón, gran parte de la sociedad está controlada por el miedo, por la agresión, el espionaje y hasta el asesinato y monseñor Báez nos dice que no permitamos que el poder totalitario nos controle nuestras libertades e irrespete nuestros derechos humanos”, afirma Peraza.