Gobierno de Nicaragua asedió a madre de migrante camerunés desde su llegada

Por exigir una investigación sobre la muerte de su hijo migrante, las autoridades nicaragüenses detuvieron a Atanga Mary Frinwie y la acusan por tráfico de personas

madre de migrante, migrante camerunés, Ministerio de Gobernación

Atanga Mary Frinwie, madre del migrante muerto Mbang Atanga Azehfor. LA PRENSA/ARCHIVO

El asedio por parte de las autoridades del Ministerio de Gobernación (Migob) a Atanga Mary Frinwie (originaria de Camerún), quien reclama el cuerpo de su hijo Mbang Atanga Azehfor y solicita una investigación sobre los hechos en los que este murió, fue evidente desde que llegó al país, puesto que oficiales de la Policía Nacional y del Migob esperaban por ella y nunca la dejaron de vigilar, según denunció ante el Centro Nicaragüenses de los Derechos Humanos (Cenidh), el pasado 7 de diciembre.

Sin embargo, ahora Frinwie junto a su acompañante Tchamani Joseph Magloire son vinculados a una red internacional de tráfico de personas y están bajo investigación, de acuerdo con una nota de prensa de la Policía Nacional.

Madre camerunesa denunció ante el CENIDH

La abogada del Cenidh, Wendy Flores, expresó que Frinwie denunció la falta de investigación en la muerte de su hijo, quien era migrante y murió en un incidente armado entre supuestos delincuentes, el Ejército y la Policía Nacional el pasado 29 de septiembre.

Lea además: Policía Nacional confirma que tiene retenida a madre de migrante camerunés

Flores explicó que Frinwie señaló que al llegar al país, funcionarios del Migob la estaban esperando y solicitaron los datos de su hospedaje y número telefónico, pero ella les contestó que aún no tenía un hospedaje definido.

Los oficiales se ofrecieron a llevarla a un hotel que ellos escogieron; posteriormente la mantuvieron vigilada y controlada por medio de llamadas telefónicas y con una camioneta afuera del hotel.

“Julián Torres”, nombre con el que se identificó el funcionario de camisa a cuadros, realmente se llama Patricio Reyes Ruiz. Él fue jefe del Departamento de Anticorrupción de la Policía en el 2012. Supuestamente le advierte al camerunés Tchamani Joseph Magloire que Nicaragua no le teme a nadie y que se someterán a las leyes del país.
LA PRENSA/REPRODUCCIÓN DE VIDEO

Se entrevistó con ministra de Gobernación

También explicó que se entrevistó con la titular del Migob, María Amelia Coronel Kinloch, y otra persona de la Fiscalía, quienes le brindaron la misma explicación sobre la muerte de su hijo, la cual no cree porque su hija (Azeh Mclaire) —que acompañaba a Atanga Azehfor— le dijo que ellos no portaban armas.

El conductor del vehículo en el que viajaban estaba entregando documentos e información, y de pronto empezaron a recibir disparos de los militares y después de la Policía, explicó Flores.

Puede leer: Muere un migrante camerunés en un enfrentamiento con el Ejército en Rivas

Frinwie también declaró al Cenidh que las autoridades nicaragüenses se habían comprometido a asumir los costos del traslado del cuerpo de su hijo, pero el domingo ella declaró a LA PRENSA que le enviarían el dinero (de ocho a nueve mil dólares) que tendría que pagar para llevarse el cadáver.

Cenidh: Reacción ilegal del Estado

De acuerdo con Flores, el Estado nicaragüense entendía que la madre del migrante solo venía a llevarse el cuerpo del hijo, pero “la reacción que estamos viendo, totalmente desproporcionada, totalmente ilegal y violatoria a los derechos humanos de la señora Frinwie, es precisamente por la denuncia que ella hace públicamente de una investigación y de los abusos que cometieron en el caso de su hijo, y esto es algo que el Estado aparentemente no está aceptando, y por el contrario, pretende ahora iniciar unas investigaciones por supuesto tráfico (de migrantes)”.

Según la nota de prensa de la Policía, Frinwie, madre de Mbang Atanga Azehfor (fallecido), de origen camerunés, reside en Bélgica, en el barrio Molenbeek, el cual es considerado de alto riesgo. Ella junto a Tchamani Joseph Magloire son vinculados a supuestas actividades delictivas, razón por la cual la Policía de Nicaragua los detiene e investiga.

También: Madre de migrante camerunés reclama al Gobierno de Nicaragua el cuerpo de su hijo

Pero el hermano de Frinwie, Raymond Takwi, en declaraciones a LA PRENSA dijo que su hermana no está relacionada con lo que le imputan las autoridades nicaragüenses, y más bien, sostuvo que “el Gobierno no quería que hablara la verdad, no quería que llevara un abogado con ella”.

Su hermana le comentó que las autoridades del país la tenían detenida y que “ellos (el Gobierno) querían que cuando ella llegara ahí (a Nicaragua) tomara el cuerpo, que se fuera sin hablar nada con nadie, sin hablar con la prensa, sin hablar con los abogados”, explicó.

Raymond sostuvo que perdió toda comunicación con su hermana y hasta el momento no sabe nada sobre su situación legal.

Situación migratoria

Raymond Takwi, hermano de Atanga, de quien asegura es inocente. LA PRENSA/ARCHIVO

De acuerdo con el hermano (Raymond Takwi) de Atanga Mary Frinwie, quien es investigada por la Policía Nacional, solicitar la visa para viajar a Nicaragua en Bélgica le llevó dos meses, bajo el argumento que los hechos en los que había muerto su sobrino (Mbang Atanga Azehfor) estaban bajo investigación. Actualmente, Takwi señaló que han solicitado apoyo a la embajada de Camerún en Bélgica para conocer más sobre la situación de su hermana, quien tiene su propio restaurante en ese país europeo.

Violación a derechos humanos

Vilma Núñez, presidenta del Centro Nicaragüense de los Derechos Humanos (Cenidh), expresó que a Atanga Mary Frinwie prácticamente la hacen casi prisionera desde que entra al país, sin embargo, el hecho de que la Policía Nacional la vincule con una banda internacional de tráfico de personas tiene un comportamiento totalmente irregular, debido a que ella logra hablar con la titular del Ministerio de Gobernación (María Amelia Coronel Kinloch) y un representante de la Fiscalía.

Después que Frinwie habla con LA PRENSA y hace la denuncia en el Cenidh, se desata la persecución, lo cual revela “el nivel de falta de libertad de expresión que existe contra toda persona” y la violación de varios derechos.

Lea: Madre del migrante camerunés se esfuma sin dejar rastro en Managua

Para Núñez este hecho “encierra un comportamiento oscuro, que ellos (la Policía) tienen que aclarar”, porque después que se le dan todas las facilidades y aparente cooperación, ahora la tienen encarcelada y denigrada.

5 oficiales del Ministerio de Gobernación eran los que vigilaban a Atanga Mary Frinwie, durante su estadía en uno de los hoteles de Managua. Hasta ahora sus familiares no se han comunicado con ella.