Falta orden en el Parque Central de Masaya

La falta de mantenimiento de los árboles que ofrecen sombra está representando un peligro en esta temporada de vientos

El Parque Central de Masaya necesita orden, indican ciudadanos de esa ciudad. LA PRENSA/ NOEL GALLEGOS

Muchos turistas nacionales y extranjeros que suelen visitar Masaya generalmente se sienten atraídos por el Parque Central de esta ciudad, ya sea por su extensión, cafetines o porque con frecuencia ahí se realizan diferentes actos culturales, aunque otros optan por dar un vistazo a la vetusta Basílica Menor de la Asunción, que se impone sobre el caserío y que todavía conserva su estructura barroca.

No obstante, a este parque municipal, según algunos consultados, le hace falta ordenamiento, sobre todo de los negocios ambulantes, así como un retoque de pintura y reparación de sus bancas y juegos infantiles, lo que es interpretado como en abandono por la municipalidad sandinista de esta ciudad.

Lea además: Parque de Ferias de Masaya sin utilizar

La falta de mantenimiento de los árboles que ofrecen sombra está representando un peligro en esta temporada de vientos, porque sus ramas secas pueden caer sobre algún transeúnte o alguien que esté sentado las bancas.

En este parque a diario convergen centenares de personas a toda hora y cuando las clases inician la afluencia es mayor, porque a un costado se ubica la escuela de primaria Humberto Alvarado y el Instituto Central de Masaya. “A las personas que vienen por aquí les recomendamos estar pendientes de las ramas, aunque uno busca la sombra, pero hay que tener cuidado con las ramas tostadas porque no se sabe a la hora que se van a quebrar, como en varias ocasiones”, manifestó don Manuel Flores, mientras se acomodaba en una vieja banca de metal.

Lea más en: Parque de Masaya a oscuras y abandonado

Doña Geovanna Núñez, propietaria de un cafetín en el mencionado parque, aseguró que en más de una ocasión se han desprendido algunas ramas, pero que afortunadamente nadie ha salido lesionado, “por una parte es bueno que corten las ramas, pero por otra no porque nos daría todo el sol y entonces nuestros clientes ya no se sentirían a gusto, más en estos tiempos navideños que viene mucha gente. Gracias a Dios no ha habido accidentes todavía”, añadió Núñez.
n

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: