Mitología griega buscó una explicación al cambio climático

El nombre invierno llega del castellano antiguo “ivierno”, procede del latín popular “hibernum”, y este a su vez del latín “tempus hibernum”, pero ¿qué significó en el pasado y como es usado ahora?

LA PRENSA/THINKSTOCK

Del invierno y el frío. Una de las estaciones del año es el invierno, el cual comienza en el solsticio de la misma denominación y termina con el equinoccio de primavera.

En el hemisferio boreal de la tierra esta temporada que es la más fría del año ocurre en los meses de diciembre hasta febrero, y en el hemisferio austral sucede desde junio hasta agosto.

El nombre invierno llega del castellano antiguo “ivierno”, procede del latín popular “hibernum”, y este a su vez del latín “tempus hibernum”, el cual significa estación invernal.

Se caracteriza porque los días son más cortos, las noches más largas y a medida que nos alejamos del ecuador se ven temperaturas más bajas.

Si vemos la duración del invierno desde una óptica meteorológica, incluye en el hemisferio norte los meses de diciembre, enero y febrero, pero en el hemisferio sur son los meses de junio, julio y agosto.

Mitología griega ofrece su propia perspectiva del cambio del clima

En el invierno es común las nevadas, tema del cual ya hablamos en otra columna, pero apartándonos del análisis científico, podemos ver como la mitología griega buscó una explicación para los cambios del clima y en este caso la presencia del invierno.

Según los griegos, el dios del inframundo, Hades, rapta a la bella Perséfone para hacerla su esposa, pero Zeus le ordena que la devuelva para entregarla a Deméter, su madre, diosa de la tierra.

Hades busca cómo engañar a Perséfone y se le ocurre darle de comer semillas de granada, comida del inframundo que la obliga a quedarse allí para siempre. Deméter, sin su hija Perséfone, no tiene felicidad por lo tanto no cuida a la tierra.

Zeus, viendo que la tierra quedaba desolada, las plantas se secaban y los animales morían, llega a un acuerdo para que Perséfone pasara seis meses con Deméter y otros seis meses con Hades.

Por eso durante el tiempo en que su hija está con Hades, ella se entristece y provoca el otoño y el invierno en la tierra.
n