Pedro Nieves, entrenador de la selección de boxeo, aplaude los seis oros de Managua 2017

La valoración del adiestrador cubano pasa por los logros y las fallas del equipo nacional en los Juegos Centroamericanos celebrados recientemente.

Pedro Nieves y el boxeador Dirk Wells, ganador de medalla de oro para Nicaragua en +91 kilogramos. LA PRENSA/ Manuel Esquivel

Pedro Nieves, entrenador cubano de la selección nacional de boxeo, regresa a su país este viernes después que sus muchachos se colgaran seis medallas de oro en los Juegos Centroamericanos de Managua 2017, cosecha con la que le aseguraron a Nicaragua el primer lugar del área.

Nieves no tiene claro si regresará, ya que su contrato venció, pero afirma que le gustaría seguir en el puesto para darle continuidad al proceso, después que llegara al país en 2015.

¿Qué valoración hace después de Managua 2017?

Se hizo un buen trabajo. Fue una tremenda experiencia haber trabajado con los dos equipos. El trayecto que recorrimos para llegar a lo logrado fue difícil, ya que lidiamos con atletas variopintos, costumbres de cada cual, y como decimos los entrenadores, no es fácil tener en la mente a 19 atletas.

¿Qué sabor tienen esos seis oros para usted?

Sabor a satisfacción. En tres categorías de mujeres no se presentaron más atletas y por tanto no pudimos nutrirnos de más medallas. Pensé que en la rama femenina iba a haber más combatividad, pero Guatemala y Costa Rica tienen mucha calidad. En los hombres pudo haber más empuje. Pienso que hay bastante futuro.

¿En qué se falló?

Vi que nos faltó resistencia y otros países se vieron mejor en esto. Hay una explicación: nosotros no entrenamos en altura, como sí lo hacen Guatemala y Costa Rica. Además no descarto que algunos se quedaran rezagados, eso estaba dentro de los pronósticos, ya que no todos alcanzaron su mejor nivel.

¿Se puede mantener el estatus de campeón?

Nicaragua tiene para más, todo está en proponérselo, trabajar con disciplina y contar con el apoyo de las autoridades correspondientes. Además, no se debe formalizar la idea de que el atleta apenas tiene un buen torneo debe saltar al profesionalismo. Si llegara a mantenerme en este puesto, algo que todavía no sé, la mira es asegurar tres muchachos a las olimpiadas de Tokio 2020.

Usted vino al país en 2015, ¿qué cambió hasta hoy?

Encontré a una selección definida. Choqué con la falta de recursos para tener reconcentrados a los dos equipos. Vi a muchachos que fueron sobresaliendo y fuimos marcando la pauta. Algunas categorías se renovaron y otras ya tenían sus figuras. Los resultados ahí están y la mentalidad es seguir progresando.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: