Exportación de artesanías crece 23% en Nicaragua

Entre el 1 de enero y el 18 de diciembre de este año el país envió al mercado externo 189,200 kilos de estos productos, que representaron 623,854 dólares en ingresos para el país. En el mismo lapso del 2016 se enviaron 196,197 kilos de artesanías y hamacas y generaron 503,312 dólares

hamacas, artesanías, exportaciones

Entre el 1 de enero y el 18 de diciembre de este año Nicaragua envió al mercado externo 189,200 kilos de artesanías. Fotografía de APEN

Durante el 2017, pese a una reducción en el volumen de envíos, la exportación de hamacas y artesanías registró un incremento en el valor del 23.94 por ciento. Según fuentes del sector, las ventas en el mercado local también se incrementaron.

Entre el 1 de enero y el 18 de diciembre de este año el país envió al mercado externo 189,200 kilos de estos productos, que representaron 623,854 dólares en ingresos para el país. En el mismo lapso del 2016 se enviaron 196,197 kilos de artesanías y hamacas y generaron 503,312 dólares, detallan las estadísticas del Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex).

Lea además: Artesanías pierden empuje exportador

Y aunque el volumen de los envíos de este año se redujeron en 3.5 por ciento con respecto al año pasado, la mejoría del 27 por ciento en el precio promedio de venta, que pasó de 2.6 dólares por kilo en el lapso de referencia del año pasado a 3.30 dólares este año, compensó la reducción en el volumen y empujó el crecimiento en el valor de los envíos.

Silvia Torres, presidenta del grupo de artesanos Raíces, dice que la caída en los volúmenes de exportación ocurre por la falta de búsqueda de mercados y publicidad de los productos.

“No es culpa de los mercados, es porque si no tenés la promoción correcta no abrís espacio para que eso se promocione y eso tiene que ver con el decrecimiento. Además tiene que ver con la innovación, con el diseño (del producto) con un sinnúmero de aspectos en que el sector sigue sumergido. Eso tiene que ver para que no crezcan las exportaciones”, sostuvo Torres.

Lea también: Las artesanías pueden dar más

Pero el grupo Raíces, que aglutina a 518 artesanos, de los cuales 58 son exportadores y que además de hamacas elaboran artículos de madera, textiles y cerámicas iniciarán un proceso de capacitación para promover el equipamiento correcto de los equipos. Además, plantearán una estrategia de mercadeo clara que les permita darse a conocer en nuevos mercados.

Actualmente ellos envían hamacas y otras artesanías a Alemania, Australia, Belice, Chile, Costa Rica, Dinamarca, El Salvador, Emiratos Árabes Unidos, España, Estados Unidos, Finlandia, Guatemala, Holanda, Honduras, Italia, Panamá, Puerto Rico, Reino Unido, República Dominicana y Suiza. Pero en 2018 enfocarán sus esfuerzos en abrir otros para sus productos.

Lea más en: Hamacas con potencial en el exterior

Por su parte Torres asegura que la merma en las ventas en el mercado exterior fue contrarrestada por el aumento del consumo interno de las artesanías que se elaboran en el país.

“El comercio nacional ha mejorado muchísimo. Hay más educación de consumir lo nuestro, so (de modo que) es buenisímo, porque las ventas son más altas entre los nacionales. Pero eso también tiene que ver con el aumento de la llegada de turistas de Centroamérica y otras regiones que durante su estancia adquieren artesanías locales”, destacó Torres.

Buena venta en el mercado local

De acuerdo con los registros del grupo Raíces, en noviembre y diciembre de este año las ventas locales de sus asociados han alcanzado 83 mil dólares en productos como: madera en pequeños formatos, piedras, madera mueble, matracas de jícaro y matracas, cerámicas, textil bordados, hamacas, bisuterías de fibra vegetal (sombreros, chischiles, cesterías) y productos de cuero y yute.

Lea: Se venden más artesanías en el extranjero

La venta al exterior de los productos antes mencionados en los dos últimos meses del año representan una cifra similar a la venta local, 83 mil dólares, dijo Silvia Torres, presidenta del grupo Raíces.

Mientras que las ventas de los artesanos que no pertenecen al grupo y que comercializan toda su producción en el mercado local registraría unos 162,500 dólares en los dos últimos meses del año, según estimaciones de Torres.

El próximo año los artesanos pretenden alcanzar un crecimiento del 32 por ciento en sus ventas, sustentado, entre otras cosas, la reorganización de sus asociados.

Panaderías también

El presidente de la Cámara Nicaragüense del Pan (Canipan), Juan Pablo Estrada, señaló que durante el 2017 el sector que representa creció en 8 por ciento, sustentado por el incremento en la contratación de personal en las panaderías. “El crecimiento lo vemos en el consumo de harina y en que las pulperías nos están comprando más pan”, detalló y añadió que la harina no subirá de precio en 2018, por lo que disminuyen las posibilidades de que haya incremento en el precio del pan. “Vino una refinadora al país que estableció un acuerdo de precio con algunas de las materias primas, por lo que esperamos que haya estabilidad en el precio el próximo año”, dijo Estrada.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: