Alexander “Popeye” Mejía, cinturón Fedelatin de las 122 libras de la AMB en la cadera, celebró así su triunfo sobre Ramiro Blanco. Foto: Jader Flores/ LA PRENSA

Alexander “Popeye” Mejía es el actual campeón Fedelatin de las 122 libras de la AMB. Foto: Jader Flores/ LA PRENSA

Alexander Mejía se declara confiado desde Japón

“Primeramente quiero darle las gracias a Dios, espero ganar y dedicarle mi triunfo al pueblo de Nicaragua”, dijo “Popeye”, instalado en Osaka.

Instalado en Osaka, Japón, el mensaje que ha enviado el boxeador nicaragüense Alexander “Popeye” Mejía es que se siente suficientemente confiado de atrapar la novena victoria de su carrera profesional, en su primer peregrinaje fuera de las fronteras nicaragüenses en esta nueva etapa.

“Primeramente quiero darle las gracias a Dios, espero ganar y dedicarle mi triunfo al pueblo de Nicaragua”, dijo “Popeye” vía audio, a través de su promotor Marcelo Sánchez, con quien hizo el viaje, junto a su entrenador Sergio Quintana, el hombre que le sigue los pasos desde su faceta amateur.

Lea: Alexander Mejía entra con júbilo en el ranking de la AMB

El oponente de Mejía es el experimentado Hiroshige Osawa, de 32 años, dueño de un registro de 32 éxitos, cuatro derrotas e igual cantidad de empates, y le tocará fajarse con este el propio día de navidad: el 24 de diciembre en Kadoma, Osaka.

El 23 de diciembre a las 12:15 del mediodía, Mejía debe marcar 122 libras en la báscula y un día después la cartelera en la que peleará dará inicio a las 3:30 de la tarde.

De carácter hostigoso sobre el ring, heredado de sus andanzas como miembro de la selección de boxeo, “Popeye”, de 26 años, seguramente lo dará todo en suelo nipón, porque ha entendido que tomar riesgos en el boxeo es sinónimo de éxitos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: