Cuidá tu bolsillo del incremento que tendrá tu recibo de energía

Como será de tu conocimiento, dentro de poco habrá  una reducción en el subsidio energético,lo que se convertirá de inmediato en un incremento en la factura gran parte d usuarios del sector residencial, incluyendo jubilados. Ya  entró en vigencia  el ajuste gradual del mismo.

Tarjetas de crédito

Como será de tu conocimiento, dentro de poco habrá  una reducción en el subsidio energético,lo que se convertirá de inmediato en un incremento en la factura gran parte de usuarios del sector residencial, incluyendo jubilados. Ya entró en vigencia  el ajuste gradual del mismo.

Contrario a lo que muchos creen, este subsidio no sólo beneficia a los hogares menores ingresos, sino que la mayoría de quienes reciben este beneficio son hogares considerados “no pobres”, según el estudio Ahorrar para Desarrollarse: Cómo América Latina y el Caribe puede ahorrar más y mejor, del Banco Interamericano de Desarrollo.

El documento reveló que Nicaragua destina el 1.11 por ciento de su PIB para el subsidio energético, del cual 0.81 por ciento se filtra en hogares no pobres, es decir que tu casa o la de al menos un familiar tuyo, se beneficia de esta reducción en la tarifa energética y los distintos cargos que componen la factura, tales como alumbrado público o comercialización.

Lea también: Familias “no pobres” se cuelan en subsidio energético, según estudio del BID

Sufrir un incremento en la factura es algo inevitable, pero sí está en tus manos suavizar el alza tomando en cuenta estos consejos:

1.  Atender el sistema de iluminación. Pensando en gastar menos, compramos las bujías o lámparas más baratas sin pensar  que muchas veces sale más caro por su alto consumo de energía. Las bujías fluorescentes e incandescentes son mucho más baratas que las LED, pero duran una fracción de estas últimas y –sobre todo– requieren de más energía, lo que dispara nuestro consumo. Aunque de golpe debás desembolsar una considerable suma para sustituir todas tus bujías, será una inversión que verás reflejada en tu recibo.

2. Apagar y desconectar. Quizás tenés llena tu casa de aparatos con tecnología LED o Inverter, pero nada de eso te funcionará adecuadamente si no apagás las luces que no usás, o no desconectás los aparatos apagados. Recordá que aunque no estén funcionando, si los electrodomésticos y cargadores están conectados, absorben energía y es un “consumo muerto”.  Si el fin de semana no estarás en casa, ¿por qué dejar encendido el router de cable/internet?, o los cargadores y lámparas. No es sólo por consumo, sino también por seguridad.

3.  Seguir de cerca el consumo. La mejor forma de mantener bajo control tu factura es  no sólo monitorear tu medidor para saber cuánto consumís diario y cuánto te hace falta reducir para gozar del subsidio energético, sino también conocer qué aparatos consumen en exceso y –de ser posible– sustituirlos o reducir su uso.  En este artículo te enseñé cómo calcular ese consumo.

4. Mejorar las conexiones.  Una de las principales causas de pérdidas de energía son las malas conexiones eléctricas: retazos en el cableado o uso inadecuado del mismo (un grosor inferior al que exige el consumo del hogar, por ejemplo), lo que además podría ocasionar un cortocircuito y poner en riesgo nuestras vidas y nuestro patrimonio. Debemos revisar cómo anda el sistema de nuestro hogar y no escatimar en invertir en él. Esto debe ser prioritario.

Recomendación de la autora: Fui fiador/a y me tocó pagar,¿cómo recupero mi dinero?

5. Dar uso apropiado a nuestro sistema  energético. Es común ver que en los hogares se  sobrecargan las conexiones. En esta época de decoraciones y árboles navideños es común que en los tomacorrientes se pongan regletas de conexiones múltiples y muchas veces no nos fijamos cuánto es su capacidad máxima o buscamos la más barata, lo que no nos da garantía de su calidad y seguridad. Revisemos su capacidad y si no la identificamos, preguntemos en la ferretería.

Recordá que en Nicaragua pagamos de las tarifas energéticas más caras de la región, y en este nuevo contexto de reducción del subsidio, debemos ser más eficientes en nuestro consumo.

(*) Asesora en educación financiera y autora de Dele Peso a sus Pesos.
consultas@delepesoasuspesos.com

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: