La hora pico en Managua se extiende cada vez más

El disparejo crecimiento de la red vial y el parque vehicular abonan al caos

En Managua la llamada hora pico no representa un intervalo de tiempo por las mañanas, mediodía y la caída de la tarde, ahora se prolonga casi todo el día por el creciente volumen de vehículos que transita en las limitadas vías de la ciudad.

Esto es sabido por Eddy Dávila, al acumular 27 años como conductor y ver que los corredores principales se saturan de automóviles y que para avanzar lo más que se pueda tiene que “culebrear” el carro como si fuera serpiente, al tomar veredas menos congestionadas.

“Antes de lunes a viernes se mantenían un poco ocupadas las calles, pero entre 10 y 15 minutos te cruzabas Managua, ahora te llevás 30, 40 minutos y cuando hay pegones hasta hora y media”, aseguró Dávila.

Le puede interesar: Castigo para vehículos pequeños en Nicaragua

Esto es respaldado por el ingeniero Otoniel Baltodano, coordinador de la carrera de Ingeniería Civil en la Universidad Centroamericana (UCA), al explicar que la red vial pavimentada no crece al mismo ritmo que el parque vehicular de la ciudad, el cual, según datos actualizados de la Alcaldía de Managua, es de unos 350,000 vehículos.

“Ya varias de las arterias principales, por ejemplo la Carretera Norte, la Pista Juan Pablo II, la Suburbana, prácticamente están con tránsito de vehículo pesado todo el día, que también abona a esa problemática”, expuso Baltodano.

A su juicio, además de ampliar las vías, es necesario ordenar el tráfico para que haya mayor efectividad. “Tenemos dificultad del transporte urbano colectivo también, se necesitan buses con mayor capacidad”, añadió.

Lea además: Calles de Managua no resuelven el caos vial

También es evidente que enfrentarse a un tránsito pesado no solo crea atrasos en la llegada al destino final, también tiene un impacto negativo en el ambiente y el bolsillo, al incrementar la contaminación y consumir más combustible de lo normal.

Importancia de la movilidad blanda

Aunque las autoridades municipales no han mostrado interés en desarrollar corredores de ciclovías en la ciudad, ha quedado comprobado que es una solución saludable y eficiente ante el caos vial que impera en la capital y que no ha logrado aliviar el proyecto millonario de semáforos inteligentes.

Antes de su sorpresiva salida en enero de 2014 como director del Instituto Regulador del Transporte del Municipio de Managua (Irtramma), Francisco Alvarado realizó un ejercicio que consistió en que saliera de un mismo punto, en hora pico, un bus, una bicicleta y un carro particular, para saber cuál llegaba primero. Aunque fue el más cansado, porque tocó pedalear, la bicicleta fue la primera en llegar al avanzar más rápido entre el apocalíptico tráfico matutino.

Lea también: Dueños de carros indefensos

Por ser efectiva y amigable con el medioambiente, es que se recomienda el uso de la bicicleta, tipo de transporte llamado movilidad blanda. Pero antes se tiene que crear la infraestructura de ciclovías.

Recomendación  de Japón

El 17 de agosto de 2017 la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) presentó el Plan Maestro de Desarrollo Urbano de Managua, donde uno de sus ejes es que se mejore el transporte público masivo para disminuir el caos vial.

La propuesta se basa en que si hay un eficiente sistema de transporte público, no habría tanta urgencia por comprar vehículos particulares, que son los que saturan las vías de la ciudad.