“Chepito Díaz”, el inolvidable fundador de los bomberos de Boaco

Alegre, abnegado, trabajador y “chiliador” son algunos de los adjetivos que utilizaron sus compañeros bomberos, para describir a José Francisco Varela Díaz, conocido como “Chepito Díaz”

bomberos, Boaco

José Francisco Varela Díaz (derecha) murió este 22 de diciembre. LA PRENSA/M. RODRÍGUEZ

Tras su deceso a José Francisco Varela Díaz, mejor conocido como “Chepito Díaz”, se le recuerda por sus proezas bomberiles en el Benemérito Cuerpo de Bomberos de Boaco, institución que fundó hace 43 años y promovió hasta los último días de su vida, a los 97 años.

Alegre, abnegado, trabajador y “chiliador” son algunos de los adjetivos que utilizaron sus compañeros bomberos, para describir al fundador de dicha institución, quien fue sepultado hace una semana con su uniforme  y llevado hasta el cementerio sobre una de las unidades del benemérito.

Para el comandante del benemérito, José Adán Ortega, sin la iniciativa de “Chepito”, en la ciudad no existiría en cuerpo de bomberos. “Él dedicó casi toda su vida, para ser un bombero de Boaco, incluso cuando los sandinistas intervinieron el cuartel, que estaba detrás del centro de salud, nosotros nos reuníamos en el parque con él, para seguir trabajando”, relató.

Puede interesarle: Bomberos de Boaco piden regulación policial en vía cercana a su cuartel

Inicialmente, los bomberos se ubicaban en un cuartel detrás de lo que actualmente es el centro de salud en la parte alta de la ciudad. Luego fueron intervenidos y los bomberos se reunían en el parque José Nieborowski. Finalmente, en los años 90, el recinto se ubicó en la salida a Managua, donde se encuentra actualmente.

“Chepito siempre fue un soltero empedernido y un bombero dedicado, abnegado a su trabajo, él siempre estuvo en todas las directivas, nosotros tenemos muchos recuerdos gratos de él y le debemos mucho como bombero (…) Para los 25 años de fundación (de los bomberos) a Chepito se le nombró comandante honorario”, argumentó Ortega.

No le gustaba figurar

Según el capitán Arnoldo Lindo Padilla, el legado de “Chepito” para los bomberos boaqueños es la “necesidad imperiosa de proteger los bienes de todos los pobladores de Boaco”.

“Lo recordamos con mucho cariño porque era un hombre muy afable, que estaba siempre dispuesto a cooperar, indudablemente es una gran pérdida para los bomberos de Boaco, porque era un elemento que se hacía notar”, agregó.

Asimismo, Lindo destacó la capacidad promotora del fundador de los bomberos, para conseguir donaciones y mantener activo el trabajo de todos los bomberos de la institución.

Lea también: La tradición de “Los Bailantes” de Boaco

“Chepito fue un gran impulsor de este movimiento, se caracterizó por un buen carácter, por ser humilde, sencillo y dispuesto siempre a cooperar para que la institución surgiera, eso hizo que naciera entre nosotros una buena amistad”, concluyó.

José Francisco Varela Díaz, mejor conocido como “Chepito Díaz”, nació en marzo de 1920. Tuvo dos hijos. Con ayuda de tres personas más logró fundar el Benemérito Cuerpo de Bomberos de Boaco en enero de 1974.

Desde entonces trabajó para la institución, pero según sus compañeros nunca quiso asumir el cargo de Comandante, porque no le gustaba figurar, pero siempre estuvo involucrado en las directivas del benemérito.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: