Productores de café pagan seguridad para evitar robos en Jinotega

Por temor a que los asalten o roben lo cosechado, pequeños productores de café de Jinotega han optado por pagar seguridad privada

café, robos, Jinotega

Los cafetaleros confían en que este año disminuyan los robos en fincas y muchos han optado por contratar personal de seguridad para cuidar la producción y el circulante. LA PRENSA/S.RUIZ

Por temor a que los asalten o roben lo cosechado, pequeños productores de café de Jinotega han optado por pagar seguridad privada.

Pese a que el Ejército ha movilizado a más de 130 militares a comunidades donde había incidencia de robos y estos han disminuido, los dueños de fincas cafetaleras siguen pagando servicios privados de protección.

“A veces hasta hay que caminar acompañado al banco, uno nunca sabe si lo pueden seguir y quitarle el dinero, el año pasado (2016) por ejemplo había ido a pedir un préstamo y ese mismo día se metieron y me lo llevaron, ahorita aparte de los cortadores, tengo que pagarles a tres conocidos para que anden cuidando”, dijo Oscar Joaquín Castro de la comunidad de Jigüina, quien agregó que el problema mayor es la rotación de personas en el departamento.

Castro comentó que muchos ladrones optan por hacerse pasar por cortadores y así ver el movimiento de seguridad de los lugares para después robar.

Puede interesarle: Inicia plan de seguridad y protección a la cosecha cafetalera en Matagalpa y Jinotega

Uno de los robos que ha llamado la atención de los productores fue en plena vía pública cuando Carlos Zacarías Rivera, quien retiró dos cheques en Matagalpa y los cambió en Jinotega solo para que fueran sustraídos de su camioneta en un barrio céntrico.

“Con eso iba a pagar la planilla de mis cortadores de café que tengo en mi finca, yo me fui donde mi nuera en el barrio Moisés López y me metí menos de cinco minutos a la casa de ella, dejé el dinero en la bolsa del asiento del conductor y al ratito me avisaron que un hombre había salido con algo en la mano, la cantidad total era de 244,600 córdobas en denominaciones de 500, 200 y 100 córdobas”, dijo Rivera a las autoridades policiales al momento de poner la denuncia.

Este caso ha sido también detonante para que los productores de café opten por caminar con armas de fuego cada vez que hacen alguna transacción.

Lea también: 
Escasez de cortadores y vías malas dificultan salida de café

Juan Bernardo Zeledón, otro productor del sector de Mancotal, comentó que este año los robos se han dado más fuera de las fincas, por lo que siempre es recomendable andar acompañado.

“No es que uno se quiera enjaranar con una vida, peor en estas fiestas, pero ya por lo menos cuando lo miran acompañado ya lo piensan para robar, por lo menos aquí solo se han robado comida, la Policía nos está apoyando y el Ejército ahí pasa también”, comentó Zeledón.

También lea: En Nicaragua precio y clima amenazan al café

Informó que hay ventaja en que algunos cortadores regresan todos los años a trabajar en su finca, por lo que cuando llegan nuevos cortadores, están pendientes de ellos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: